La falta de stock augura una «gran campaña» de ajo

El sector del ajo regional y español está atravesando un buen momento: a punto de empezar la recogida del producto, no hay existencias en almacenes de la campaña anterior y el consumo lleva al alza desde que empezó la situación de pandemia.

Según declaraciones a AgroalimentariaCLM de Julio Bacete, presidente de la Mesa Nacional del Ajo, el sector está “expectante porque se han apurado todas las existencias del año pasado, de lo que se ha ido consumiendo. El ajo es algo que se consume más cuando hay épocas de pandemia, durante las crisis sanitarias el ajo lo que hace es ir ganando adeptos, no es de ahora sino de siempre”.

La campaña de recogida, que en Castilla-La Mancha empezará hacia el día 25 de mayo, se espera que sea “una gran campaña”, como la del año pasado. “En España, la previsión está en 250 millones de kilos y en Castilla-La Mancha, alrededor de los 175 millones de kilos”, señala.

En los últimos meses “se ha consumido más, y al apurar las existencias, lógicamente puede esta sea una gran campaña de ajo”, dice.

Las condiciones están acompañado a este sector: “El tiempo ha acompañado, ha llovido bastante en marzo y abril , con unas temperaturas frescas. El que no haya helado ha hecho que el ajo se vuelva un poco loco y ha brotado más deprisa que en un ciclo normal, por eso puede que la campaña pueda ir algo más adelantada”, aunque no cree que esto sea demasiado con respecto a años anteriores.

Un momento dulce para un sector que venía de unos años en los que no llegaba a cubrir los costes de producción acentuado por la entrada del producto chino que llegaba a los mercados con un precio más barato con el que el ajo castellano-manchego no podía competir.

Esta campaña los precios están funcionando mejor. “Los precios están interesantes, alrededor de los costes de producción. Se han hecho operaciones a última hora con precios que estaban entre los 2,5 y 3 euros siempre en salida de almacén cuando el año pasado estaban en 2 euros”, dice.

El año anterior el agricultor perdió dinero y este año pues pueden ser unos precios en los que se mantenga la producción”, prevé.

La situación de los últimos meses con las fronteras de China cerradas al principio de 2020 hizo que el mercado internacional se volviera hacia España y se demandase más producto castellano-manchego, eso ha permitido recuperar algunos mercados que en los últimos años se habían inundado de producto de terceros países.

“Abrir mercados nuevos en el ajo es difícil, es recuperar porque es un producto que se lleva exportando toda la historia y dos terceras partes de la producción española han salido siempre fuera de nuestras fronteras. Sin embargo año nos ha sorprendido EEUU y Canadá que nos han pedido bastante mercancía muy por encima de lo que estaba demandando otras veces”.

Por lo que respecta a la mano de obra necesaria para la próxima recogida de la cosecha, Julio Bacete es optimista y espera que de aquí a finales de mayo estemos en un momento mejor, “se habla de medidas como los corredores verdes para los trabajadores y hay mucha gente en paro. Yo soy partidario de dar oportunidad a la gente que está parada y no va a tener otro sitio donde trabajar”.

Fuente: lasnoticiasdecuenca.es

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola