Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Los supermercados se preparan para la «compra despensa»

El retorno del verano provoca una compra “de despensa” centrada en productos básicos, que se concentra en unos pocos días.
Compra

Para responder a la demanda extraordinaria de productos de alimentación que tendrá lugar durante esos pocos días, las más de 300 plataformas logísticas de gran consumo con las que cuentan las empresas de ASEDAS, Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados, se adaptan para responder a los tres cambios principales en el consumo:

1.- El traslado del grueso de la demanda desde las tiendas situadas en zonas turísticas hacia los supermercados de las áreas urbanas.

Durante los meses de julio y agosto, alrededor de 1.500 supermercados situados en zonas de costa –incluyendo los dos archipiélagos-, pueblos de interior y montaña han reforzado su servicio ante el alza de la demanda; ahora estos mismos consumidores a los que se ha atendido concentrarán sus compras “de despensa” en sus supermercados de referencia habituales y lo harán en unos pocos días.

2.- Compra de productos básicos con los que reponer despensas y frigoríficos.

En la composición de la cesta de la compra de la “Operación Despensa 2023” se espera, como viene siendo habitual, que las estrellas sean las legumbres, que registran el mayor incremento de ventas respecto a los meses anteriores: casi un 50 por ciento.

Además, los consumidores reponen sus frigoríficos con las categorías de carnes frescas más comunes –vacuno, pollo y cerdo- y transformadas –salchichas-; mientras que, en lo referente al pescado, optan mayoritariamente por el congelado. En cuanto a las frutas y hortalizas, se deja sentir el fin de la temporada de verano, y los consumidores incrementan el consumo de productos utilizados como base en la cocina, como pimientos, zanahorias, calabacines o puerros. Además, no faltarán otros básicos como la leche, el queso, el aceite, los huevos, el azúcar, las harinas o la pasta.

3.- La distribución mayorista también afronta el final de la temporada alta en hoteles y restaurantes costeros y adapta sus estructuras para seguir sirviendo a los que permanecen abiertos y a los miles de supermercados a los que prestan servicio.

En este sentido, se calcula que los operadores mayoristas dan servicio a través de sus estructuras logísticas a aproximadamente el 65 por ciento de las tiendas franquiciadas y asociadas del país, porcentaje que supera el 70 por ciento en localidades por debajo de 10.000 habitantes.

La vuelta de las vacaciones es, junto con la Navidad, un momento clave en la cadena logística de la distribución alimentaria para dar respuesta a cambios bruscos en las tendencias de consumo. La capacidad de previsión y de reacción que tienen nuestras empresas, en colaboración con el resto de la cadena de valor, es fundamental para responder con eficacia a este cambio en la demanda del consumidor, que se concentra en unos pocos días”, dijo Nuria Cardoso, directora de Comunicación de ASEDAS.

La manera de abordar la “operación despensa” es a través de un control automatizado del surtido, que ofrece la capacidad para prever la afluencia de público que se espera en las tiendas urbanas y los productos que más se suelen consumir en estas fechas. Cabe destacar el trabajo especializado de los más de 327.000 empleados de los supermercados de ASEDAS, clave para cambiar o reforzar la composición de los lineales.

TE PODRÍA INTERESAR

Últimas noticias

Newsletter fruittoday

Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola