New Covent Garden: espejo de futuras tendencias

El histórico Covent Garden de los años 60 y 70, territorio muy conocido por los proveedores españoles, es hoy un espejo donde se reflejan todo tipo de tendencias
covent

Los responsables del New Covent Garden, uno de los mercados mayoristas que abastece a restaurantes y fruterías de Londres, han preguntado a sus asentadores qué estará de moda este año.

Una de las principales tendencias del momento son las verduras orientales. Restauradores y consumidores están cada vez más interesados en ellas, así como en conocer su modo de preparación y consumo. Al ubicuo pak choi (que se vende en cualquier supermercado), se unen más hortalizas como como el bok choi, el choi sum, y más recientemente, los pepinos asiáticos (que se consumen cocinados, como parte de una preparación al wok) y la lechuga china (que también se prepara sofrita).

Este interés por las verduras étnicas confluye con la importancia que también despiertan los productos de origen local o cultivados en terreno británico. Esta circunstancia ha desembocado en que algunos productores hayan decidido dar el paso definitivo hacia el cultivo en la propia isla, consiguiendo unir al exotismo de las ‘hortalizas étnicas’, el atributo de producción local, ya que el consumidor duplica su preferencia por este segmento.

Los principales proveedores de esta categoría de productos en el afamado mercado británico se encuentran en España y Francia, países que mantienen un suministro estable entre 6 y 8 meses al año.

Algunos asentadores, importadores directos de productos asiáticos, se enfrentan a los problemas actuales de la cadena de suministro, encarecida y ralentizada, que ha favorecido este inusitado interés por los productos locales o de mayor cercanía.

Otras tendencias

Otra de las tendencias que se observan está relacionada con el aprovechamiento de producto, y es en este punto, donde entran en juego los silvestres, como la remolacha marina (un ancestro de la remolacha que consumimos), la verdolaga (que también crece en la playa) y las crabapples. Estas últimas, a pesar de ser manzanas, no se pueden consumir sin prepararlas, y se utilizan para hacer mermeladas.

Finalmente, es el momento de las patatas, un producto básico de la despensa de los británicos (principalmente en los congeladores, listas para el horno). En los últimos años han llegado distintos tubérculos de América del Sur, como es el olluco, con un color rojizo muy atractivo, y que se considera un superalimento.

Bebidas hechas de patata

Aunque pertenece al mundo de los alimentos procesados, parece que 2022 va a ser el año de una bebida vegetal hecha a partir de patata. La marca Dug es una de las de mayor implantación, pero seguramente, aparecerán más.

El consultor Miguel Flavián, afincado en el Reino Unido, mantiene que “sin duda estas especialidades desempeñan un importante papel a la hora de llamar la atención de los consumidores, gracias a su singularidad y exotismo. Los programas gastronómicos, los influencers y los cocineros, se esfuerzan en explicar, a través de historias atractivas, los beneficios que reportan a la salud frutas y vegetales. Todo ello, en un panorama que, tras dos años de confinamientos, restricciones y miedo al contagio, deja a un consumidor más concienciado con la salud. Es el momento adecuado para aumentar el consumo en nuestro sector”.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola