Previsiones de una buena campaña de pepino y calabacín

el plantel Planta-de-calabacin

Los primeros trasplantes de la campaña de pepino tienen lugar en agosto en la zona almeriense. Aunque aún es pronto para hacer comparaciones, se ha observado un incremento considerable en los pedidos, especialmente en el caso del injerto.

En los últimos años, ha aumentado hasta en un 65% la venta del injerto de pepino, sobre todo en las zonas de monocultivo de la costa tropical granadina y Málaga.

El Plantel Semilleros apuesta por la innovación injertando variedades con más resistencia a patógenos y virus, como la del portainjerto Affyne, debido a los problemas de plagas y suelos que presentan estas zonas. Además, por la misma razón, se observa que el cliente demanda cada vez más el portainjerto con calabaza, puesto que soporta suelos con carencias y con poca rotación de cultivo.

Con respecto a la planta de calabacín, se espera también un ligero aumento de los pedidos. Esto es debido a que el agricultor cada vez más demanda el trasplante a través de semillero, puesto que el cultivo de calabacín se caracteriza por ser muy sensible al agua, y esto produce fallos de germinación en siembra directa. Realizando este proceso de la mano de El Plantel Semilleros se reducen estos problemas: en sus instalaciones aseguran un aporte de agua más preciso que garantiza el cien por cien de la germinación y una planta homogénea y vigorosa.

Este cultivo predomina en la zona del poniente almeriense, aunque se ha observado un aumento en el levante. Las variedades más demandadas para esta campaña en trasplantes de invierno es Victoria y en trasplantes de primavera, Logos.

Además, en El Plantel Semilleros garantizan las mejores condiciones de cultivo para que ambos cultivos, pepino y calabacín, estén listos para ser trasplantados en un corto período de 10-15 días.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola