Vellsam rediseña un potente bioestimulador para cultivos bajo plástico

La multinacional adapta al mercado español un producto, Auxim 15, que estaba ya comercializando en otros países, añadiendo un osmorregulador endógeno de la planta frente a situaciones de estrés hídrico
vellsam engorde enraizamiento

La multinacional Vellsam ha rediseñado un potente bioestimulador de engorde y enraizamiento a través de la formación de auxinas naturales que estaba siendo ya comercializado por la compañía en otros países con una formulación exclusiva de L-triptófano al 8% y que ha sido adaptado para el mercado nacional, más concretamente al dedicado a cultivos intensivos bajo plástico.

En esta adaptación al mercado español, que ha recibido el nombre de Auxim 15, a diferencia del nombre comercial que venía recibiendo en el resto de países en los que se estaba comercializando esta solución, se ha añadido un potente osmorregulador endógeno de la planta para hacer frente a situaciones de estrés hídrico.

Este bioestimulador está compuesto por un 7,5% (75 gr/l) de L-triptófano concentrado y totalmente asimilable por la planta, procedente de la fermentación de microorganismos Corynebacterium flutamicumun y enterobacteriaceae, junto con un 7,7% (77 gr/l) de este osmorregulador de origen natural.

Esta concentración de triptófano promueve la formación de auxinas de forma natural, mejorando el enraizamiento, sobre todo en épocas de pérdida de raíz, así como el engorde de los frutos, actuando sobre el tamaño, calidad y coloración de los mismos. Además, su aplicación incide y asegura la correcta traslocación de Auxim 15 en cultivos sometidos a situaciones de estrés hídrico, como pueden ser el exceso de salinidad en suelos, escasez de agua o alta o baja humedad.

La aplicación de este potente bioestimulante reduce la incidencia de fisiopatías derivadas de situaciones de estrés como el aborto de frutos recién cuajados, mala calidad de la flor o caída de estas, ‘cracking’ o determinadas malformaciones que se producen en los frutos.

Diferentes ensayos realizados en cucurbitáceas y solanáceas, en las cuales la prioridad ha sido el engorde del fruto, avalan las propiedades de este potente bioestimulante, que genera auxinas de forma totalmente natural, sin residuos, plazo de seguridad o cualquier riesgo que pueda tener una hormona de síntesis.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola