Almería exhibe la musculatura de su tejido empresarial en el Foro de Innovación

Éxito del primer Foro de Innovación organizado por La Unión y patrocinado por la Diputación almeriense
foro innovación la unión

El papel de Almería en el reto de la innovación fue el principal concepto que se ha abordado en el I foro de Innovación organizado por la Diputación de Almería y La Unión, celebrado hoy en el auditorio de la Universidad de Almería. El presidente de la Diputación almeriense, Javier Aureliano García Medina, y el CEO de La Unión, Jesús Barranco, han sido los anfitriones de un evento que congregó a expertos y altos directivos de diversos sectores de la actividad unidos por el uso creciente e imprescindible de la innovación para seguir avanzando.

El presidente de la Diputación de Almería ha exhibido su orgullo por la predisposición de muchas empresas de la provincia por optar por la innovación como un motor de cambio. “El primer rasgo de innovación lo vivimos en Almería en 1963 cuando a alguien se le ocurrió colocar un plástico en un cultivo y descubrió que su rendimiento era mucho mejor. Se inventó el invernadero”. Para García Medina la apuesta empresarial de Almería por la digitalización y la innovación es decidida y “abre un panorama magnífico en el que cualquier reto es posible. A Almería sólo le hace falta creer en ella”.

Por su parte, Jesús Barranco ha señalado que “el 70 por ciento del consumo lo llevamos a cabo dentro del hogar”. El 30 por ciento restante “se reparte entre la hostelería moderna, el consumo social y la hostelería tradicional”. En su opinión la gran novedad es la lucha “entre canales de distribución, por el precio, por las gamas y por el tipo de consumo”. “Se lucha también por cuota del estómago. En función del servicio que demos al consumidor final ganaremos o perderemos esa cuota de consumo. Lo hizo el chef Nando Jubany, vendiendo siete millones de croquetas”.

En la presentación de Jesús Barranco ha quedado claro que “otro reto de nuestra industria es el de avanzar con elementos más saludables en nuestros productos”, por ejemplo mediante probióticos. Y sin duda, el placer. La gastronomía, ha destacado Barranco, cada vez está más en auge. Nosotros para la gama gourmet tenemos “La Elejida”. O Shybari, la marca Premium de El Corte Inglés.

El CEO de La Unión ha destacado también el valor de la conveniencia para el consumidor. “Por ello hemos desarrollado y apostado por Long Fresh, el único sistema de congelado de frutas y hortalizas de Europa para comer fresco cuando y donde quieras”. O la decisión de lanzar I’mperfect, para poner en el mercado 40 millones de kilos de producto de calidad pero con un aspecto estético menos lucido. “No nos podemos permitir que un producto como ese se siga desperdiciando”. Por ello, “no podemos competir sólo por precios. La mejor forma de predecir el futuro es crearlo”, ha indicado Barranco, quien ha puesto en valor la innovación de los canales como por ejemplo haber conseguido que la misión antártica del Ejército de Tierra se haya llevado 2.000 kilos de nuestras hortalizas y frutas congeladas para poder llevar una dieta mediterránea en uno de los últimos confines del mundo”.

José Miguel Herrero, director general de Industria Alimentaria del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, ha aprovechado su intervención para concienciar a la opinión pública sobre la importancia del inminente texto legal para evitar el desperdicio alimentario. “Pretendemos que se elabore un plan de prevención del desperdicio alimentario, que se haga un autodiagnóstico para corregir la situación”. El espíritu de la ley no es “el del abuso de multas si no el de adentrarse en un escenario de buenas prácticas”. En su opinión, “existe mayor desperdicio en los hogares que en los restaurantes y eso va unido al criterio de valor que tiene el consumidor por el hecho de tener que pagar la factura del restaurante”. De hecho, según Herrero “los hogares españoles tiran 26 millones de kilos o litros de producto a la semana”, aunque los últimos datos registrados permiten observar una reducción del 8 por ciento del volumen global de desperdicio alimentario.  El director general de Industria Alimentaria ha apostado por unir la alimentación con la gastronomía, el deporte y la cultura. “Esos tres elementos unen a los españoles como lo hace la alimentación. De ahí la campaña de El país más rico del mundo junto al chef José Andrés, y el que hemos hecho con los integrantes de la selección española de fútbol, y con María Pagés, que ha recibido el premio Príncipe de Asturias”.

Mikel Díez, director de Innovación de IBM en España, Portugal, Grecia e Israel, señaló en su ponencia la importancia imparable de la apuesta de la digitalización en la empresa. Díez ha puesto encima de la mesa la necesidad en la mayor parte de corporaciones mundiales por invertir en sostenibilidad. “Los consumidores no entenderían en el mundo en el que vivimos comprar productos o servicios a empresas que le dieran la espalda a la sostenibilidad”.

Una visión sobre el papel de los consumidores ha sido el asunto central que abordó la mesa redonda que formaron el director de marketing de La Unión, Javier Carmona, la directora de la asociación 5 al día, Nuria Martínez, y el country manager de Glovo Iberia, Diego Nouet. En dicha mesa, moderada por la Diputada Provincial de Promoción Agroalimentaria María Luisa Cruz, se han abordado los nuevos hábitos de consumo como el hecho de que el consumidor ya no debe salir de casa para tener acceso a cualquier producto. “Tenemos la tremenda suerte de que en España tenemos de todo, como en Almería, y para beneficiarnos de ellos contamos con el efecto de la tecnología para vivir mejor y tener la mejor experiencia”, ha señalado Nouet. Por su parte, Javier Carmona ha relatado el esfuerzo de nuevas tecnología y productos de La Unión para competir y especialmente para mejorar la experiencia de los consumidores y unirlas al reto de combatir el desperdicio alimentario. Asimismo, Nuria Martínez ha contribuido a diseñar el mapa del consumo de frutas en España y las nuevas tendencias.

Otra de las mesas redondas del foro ha unido a Antonio Abad, CTO de Hispasat, Nani Fernández, directora de Relaciones Institucionales de Orange, y Ramón González, CEO de Robonity, bajo el epígrafe de Globalización, conectividad y robótica, moderada por José Céspedes. Abad ha puesto en valor la necesidad de una conectividad de primer nivel. “Con los satélites se puede gozar de una conectividad de 100 megas por tan solo 65 euros mensuales, especialmente en espacios de los lugares donde no hay una presencia importante de la fibra óptica. En cambio, el coste de la vía del satélite es exclusivamente el coste de una antena satelital”. Este sistema puede ser clave en la España vaciada para innovar “en la agricultura y la ganadería, casos de incendios, riegos, conectividad en los barcos pesqueros, etc.”. Nani Fernández ha enfatizado el nivel de inversión de Orange, “un 20 por ciento de los ingresos anuales”,  para retroalimentar la conectividad. Asimismo, el máximo responsable de Robonity, una startup de Almería vinculada al MIT, ha indicado el gran problema que tendrá el planeta con un exceso de población. “Más de 10.000 millones de personas deberán ser alimentadas. ¿Cómo lo haremos? Especialmente porque mucha gente no quiere trabajar en la agricultura”. Para dar una salida al problema “el único sistema es la innovación vinculada a la agricultura digital”. Tractores sin conductor, drones de alta precisión, datos son algunas de las particularidades de la modernidad aplicada al campo. “Hay que convertir las explotaciones agrarias en fábricas”, ha señalado Ramón González.  “Y que el nivel de trazabilidad cuente con todo tipo de datos”, ha agregado Antonio Abad.

El Foro de Innovación fue clausurado por Sergio Arjona, Viceconsejero de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul de la Junta de Andalucía.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola