Freshuelva: “No plantamos más, diversificamos cultivos”

Rafael Domínguez freshuelva

Fruit Today euromagazine habló con Rafael Domínguez, gerente de Freshuelva, con el objeto de conocer aquellos aspectos más relevantes del sector en la campaña recién iniciada.

¿Puede afirmarse que la fresa vive una etapa de estabilidad o mejor dicho de madurez?

Podemos hablar de estabilidad si nos referimos al número de hectáreas de las plantaciones. En este sentido, la afirmación es correcta. Nos movemos desde hace unos años, hablando de fresa en concreto, en unas 6.000 hectáreas, que valoramos como correctas para el sector. Diferente es el incremento de frambuesa, sobre un 10% y el de arándano, un 3%.

Otra cuestión son los volúmenes de producción, que en una campaña larga como la nuestra es imposible adelantar a día de hoy.

¿Qué le preocupa al productor de fresa?

A nuestros productores, y esto está pasando a nivel general en la hortofruticultura, les preocupa la rentabilidad. Debemos ser capaces de mantener la rentabilidad del campo, de lo contrario, esto no tendrá futuro.

Nos preocupa también la aventura constante de la U.E. por hacer conciertos con terceros países que nos está dejando sin maniobra en nuestro principal mercado: Europa. Ahora se irá el Reino Unido y, si nada cambia, pasará a ser un país tercero.  ¿Qué nos queda a los europeos como mercado interno de la propia U.E.?

Han pasado una burbuja del arándano de la que todavía no se han recuperado, pero ahora empiezan los problemas con la frambuesa por las producciones marroquíes. ¿Qué opina al respecto?

Sí, así es. En estos momentos estamos preocupados porque la frambuesa marroquí está inundando los mercados. Tanto frambuesa como arándano entran sin ningún tipo de arancel. Las entradas de frambuesa marroquí se han cuadriplicado y hemos requerido al Ministerio que haga un estudio de lo que está aconteciendo. Si nuestra campaña de inicio se ve arrastrada por los precios que Marruecos impone, será muy negativo para el sector.

En Huelva hemos conseguido, con las distintas variedades, tener frambuesa todo el año y esto representa una gran ventaja para el agricultor. Hay obtentores que tienen un calendario completo para los 12 meses.

Respecto a lo sucedido con el arándano, está claro que una de las cosas que ocurrió es que la oferta creció desorbitadamente frente a una demanda todavía escasa. En este momento, el crecimiento está ralentizado. Hay un mayor volumen porque entran en producción las plantaciones de hace años, pero ya nadie habla de nuevos cultivos. La evolución de esta categoría pasa por la obtención de variedades tempranas y ultra tempranas.

En Huelva ya no se están plantando solo berries. El sector busca la diversificación con otros cultivos como aguacate, mango, kaki, etc. Y esto se produce en la zona de Lepe y Cartaya porque hay menos problemas de agua.

¿Existe una gran efervescencia en el sector por tener las variedades más apropiadas? ¿Qué papel juega FNM?

Hay un gran movimiento porque los productores conocen la necesidad de pertenecer a un “club” o ser licenciatarios de las variedades más adecuadas a cada mercado. En este momento los clubs no están dando licencias de las variedades más rentables y hay empresas que han apostado por colaborar con otras entidades nacionales o extranjeras para tener acceso o tener los derechos de explotación de una variedad

La creación de FNM en su día fue un verdadero acierto porque es una empresa onubense participada por el sector y ha ofrecido variedades muy rentables; de hecho, contamos con una cuota de mercado del 37% con la variedad Rociera a la cabeza.

¿Se exploran nuevos mercados?

Sí, por supuesto. Conocemos la competencia que está generando este mundo globalizado y el coladero de productos procedentes de terceros países que se impone en el mercado europeo. El sector es muy dinámico y no nos quedamos parados.

La UE acaba de firmar un convenio con Singapur y nosotros seguimos buscando nuevos mercados, incluido el chino.

Ustedes están al lado de un puerto marítimo, ¿cómo es posible que esta ventaja competitiva no se aproveche?

Lo ideal sería que el puerto de Huelva tuviera una terminal marítima con posibilidades de enviar mercancía de aquí a Hong Kong o Singapur, tal y como hacen los chilenos. En estos momentos estamos en negociaciones con la Autoridad Portuaria, pero de momento, no hay una ninguna naviera interesada. Incluso hemos tenido encuentros con una empresa japonesa para conocer los avances en tecnología del frío. El puerto significa una gran opción de futuro.

¿Se ha cambiado la ubicación del Congreso de Frutos Rojos?

No, finalmente se volverá a celebrar en la Casa Colón, pero contaremos con mayor espacio habilitado para el mismo.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola