La prevalencia del online

Tienda de frutas en mercado chino

China vive, como ningún otro país, una auténtica devoción por adquirir frutas y hortalizas a través del canal online

Su triunfo se debe a una red logística muy consistente, rápida y bien diseñada, que puede poner en el hogar o en la oficina un pedido en media hora. Algunas de las grandes fortunas de este país se han gestado bajo la logística del online, como el caso de Jack Ma, fundador del Grupo Alibaba.

Resulta ser el canal de venta que mayores incrementos registra, y son numerosas las empresas que se dedican a este negocio.

“Los edificios de viviendas suelen contar con un ‘buzón’ especial para estos servicios por si el cliente se encuentra ausente,” nos explican desde el consulado general español en Guangzhou.

Hasta hoy, el comprador chino no responde en ningún caso a la mentalidad europea de compra en supermercados. “Con una densidad de población tan elevada, el espacio en las viviendas (éstas sólo crecen en altura) es un bien escaso. Aquí no funciona el ‘pague 2 y llévese 3’”.

No es habitual hacer la compra en supermercados semanalmente, sino a diario. El canal online significa, incluso, mayores ventajas en cuanto a frescura de producto respecto al canal tradicional. Este tipo de empresas suelen estar robotizadas y disponen de una gran capacidad de refrigeración.

Olé y Pagoda: dos casos paradigmáticos

Con una palabra tan española como “Olé”, China presenta al mundo sus más sofisticados y lujosos supermercados: la alta gama de la alta gama, en una línea de precios acorde al producto que se vende.

Frutas y verduras de importación ocupan un espacio prioritario en la sala y constituyen un distintivo frente al resto de productos, también de suprema calidad.

La presentación en sus lineales y góndolas constituye un atributo al color, al buen gusto y a la higiene. El packaging es un aspecto fundamental de la presentación al consumidor. Así podemos encontrar originalidad para cada producto: desde un envoltorio de tejido de yute para los melones, a lazos de llamativos colores para las bandejas de berries o almohadillas de foam rojas, verdes, etc. para cada pieza de fruta. Y, por si la presentación no resulta del todo novedosa, existen magníficas cajas de cartón con frutas muy diversas preparadas para regalar.

En estos establecimientos se puede encontrar de todo: desde un durián tropical a una manzana polaca, una naranja valenciana o un aguacate de Perú, uva chilena o la piña más dulce. Estos supermercados, asentados en las mayores urbes del país, son los grandes especialistas en fruta de importación.

No se olvida tampoco la promoción en el punto de venta, con un producto presentado en bandeja cerrada y refrescado exteriormente por piezas de hielo para mantener una temperatura agradable al paladar.

El exitoso caso de Pagoda

La cadena de fruterías Pagoda constituye uno de los casos de éxito empresarial más deslumbrantes a nivel mundial. Cuenta en la actualidad con casi 3.000 tiendas por todo el país y sus expectativas son alcanzar los 10.000 establecimientos en 2020.

La firma posee más de 500 proveedores en 21 países del mundo y en 2017 alcanzó unos beneficios por encima de los 100 millones de dólares.

Las líneas empresariales de Pagoda no sólo se han centrado en la apertura de establecimientos a lo largo y ancho del país, sino que ha gestionado fusiones, inversiones en la agricultura local de algunas regiones, así como alianzas con otras empresas como Lantao International y Mission Produce de California para implementar centros de maduración de aguacates. En Pagoda, si el cliente no está satisfecho con el producto adquirido, puede realizar la devolución, incluso sin ticket de compra.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola