“No hay que olvidar consumir plátano palmero”

José María Ruiz

Acabada la erupción volcánica, la histórica maduradora, Plátanos Ruíz, nos invita a consumir plátano como la mejor forma de ayudar a la isla canaria

José María Ruíz, gerente de la firma, remarca que “la manera más efectiva de apoyar y reconocer el gran trabajo de los productores palmeros es seguir madurando sus plátanos y, por supuesto, contribuir a su consumo. Se trata de expresar nuestro agradecimiento a todo lo que le debemos a esta isla y reconocer la ingente y sacrificada labor de los agricultores que han estado trabajando en tan difíciles circunstancias, porque sin ellos no somos nada.”

La firma catalana mantiene una estrecha relación, que data de hace décadas, con diferentes proveedores de la isla, tales como Cupalma, Europlátano y San Remo. Precisamente, todos ellos con plantaciones en la zona del Valle de Aridane, la más apta para el cultivo del plátano y también la más afectada por la explosión volcánica. De hecho, los tres proveedores y, sobre todo, San Remo, vivieron momentos muy duros al tener que cerrar sus empaquetadoras por el aluvión de lava. Otras, como Europlátano, aminoraron su nivel de actividad y sus trabajadores pasaron por un ERTE, ya que la grave situación no permitía una vida laboral regular. “Sabemos que hay agricultores que no sólo han perdido su casa, sino también su medio de vida. Creo que no podíamos imaginar tanta tragedia junta.”

“El plátano de esta isla siempre se ha caracterizado por su altísima calidad y como maduradores artesanales que somos, sabemos que ahora el aspecto exterior está afectado por los roces de esos microcristales que son la ceniza del volcán, pero que no afectan en absoluto a la calidad del producto. El consumidor debería comportarse de manera solidaria porque la fruta por dentro es igual de buena y es una forma de contribuir a la recuperación de la isla.”

La compañía, muy activa en redes sociales, ha estado lanzando mensajes en este sentido durante los meses que ha durado la erupción con el objetivo de explicar al consumidor final que el producto, aunque estuviera manchado seguía manteniendo las mismas características de siempre. Así como incidiendo en sus aspectos diferenciales frente a la banana, como son la cercanía y sus nutrientes específicos provenientes de la tierra volcánica donde se producen.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola