Sostenibilidad en el sector hortofrutícola

La llegada de las carretillas eléctricas ha supuesto un paso fundamental en la sostenibilidad medioambiental del sector

Las carretillas eléctricas de BYD Forklifts, filial del gigante asiático BYD, se están consolidando en los sectores más comprometidos con el medio ambiente, gracias a su energía limpia. Sus baterías de litio hierro fosfato tienen un bajo consumo energético, no generan gases y superan a las células de hidrogeno en simplicidad, al no llevar asociada la manipulación de gases licuados ni el equipamiento preciso para ello.

Al mismo tiempo, con su carga ultrarrápida, permiten trabajar numerosas horas seguidas, recargando la batería en los descansos de turno. Con dos recargas de 15 minutos se pueden realizar jornadas de hasta 16 horas, evitando así la ineficiencia asociada al cambio frecuente de baterías, el espacio destinado a la zona de carga y reduciendo el consumo energético.

Las carretillas BYD reducen asimismo el coste total de operación, estimado en un 40% menos en los gastos de mantenimiento y funcionamiento asociado a las carretillas elevadoras.

BYD Forklift ofrece en la península una gama de más de 20 máquinas, diseñadas con los más avanzados criterios de eficacia, ergonomía y seguridad.

Para el sector hortofrutícola, BYD propone en 2018 nuevos modelos: la carretilla eléctrica Modelo ECB16D o ECB18D en formato compacto, que completa la gama actual de carretillas de 1.6 hasta 5 toneladas, y la transpaleta PTW20S. Los nuevos modelos satisfacen las múltiples aplicaciones solicitadas por el sector: Acceso a camiones con las cuatro ruedas, demandado por el transporte en el negocio de Cross-Docking, sensación de mayor estabilidad en altura en los almacenes que descartan los triciclos, 4 ruedas más estrechas, de ancho 1,1m y pasillo de trabajo de 3,5m y alternativa más económica a las 4 ruedas de la serie ECB20C a ECB27C.

Todas las contrapesadas BYD tienen baterías de 80V, con una rápida velocidad de carga (1 hora de 0 a 100% en el caso de las de 1.6 y 1.8 toneladas).

Las máquinas de almacenamiento usan baterías de litio hierro fosfato de 24V, y también se cargan en alrededor de una hora de 0 a 100%. Tienen una garantía de 8 años o 10.000 horas de operación, garantizando una capacidad remanente del 65% al final del periodo de garantía.

 

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola