«El Ministerio no puede ser intervencionista, queremos que se unifique la Ley española con la Directiva UE»

videoentrevista coexphal luis miguel fernandez sierra

¿Cabe posibilidad de que se modifique el Real Decreto-Ley 5/2020 por el que se adoptaron medidas urgentes en materia de agricultura y alimentación? ¿Cómo están gestionando las empresas socias de Coexphal la crisis sanitaria? ¿Cómo se empezó a gestar la campaña Vive #Saludablemente? Luis Miguel Fernández Sierra, gerente de Coexphal, responde a todo ello en COVID-19: DIÁLOGOS CON…

Transcripción.

Virginia Hernández: Hola buenas, en esta ocasión hablamos con Luis Miguel Fernández Sierra, gerente de Coexphal. Hola Luis Miguel, ¿cómo te encuentras?

Luis Miguel Fernández: Hola muy buenas, muy bien muchas gracias.

VH: Te veo en la oficina, seguís yendo aunque sea de vez en cuando…

LMF: Sí bueno, yo vengo todos los días. La verdad es que yo vivo cerca y voy del trabajo a casa y de casa al trabajo. Y el Comité de Crisis que tenemos aquí venimos todos los días.

VH: ¿Cómo estáis afrontando desde Coexphal la crisis sanitaria? Recientemente hemos visto que habéis trabajado estrechamente con la Consejería de Agricultura para agilizar las rutas de transporte de trabajadores, por ejemplo. ¿Qué retos habéis tenido que ir afrontando y, sobre todo, qué crees que queda todavía por resolver?

LMF: La verdad que desde la semana del 9 de marzo ya nuestras empresas antes de empezar el estado de alerta, eran conocedoras de las actuaciones que debían llevar a cabo sus todos trabajadores en materia de prevención sanitaria. Tenemos un servicio de prevención de riesgos mancomunados que estuvo trabajando y lleva trabajando desde febrero en este sentido, y se empezó a implantar un protocolo de actuación elaborado también por personal sanitario. La verdad es que ha sido ejemplar cómo las empresas han ido implantando estos protocolos, ha sido ejemplar cómo los trabajadores han ido también asumiendo su nuevo papel para garantizar las garantías sanitarias -valga la redundancia-, y todas las medidas para su prevención. Y bueno, también nos preocupaba el tema de la movilidad en las restricciones en cuanto al traslado de personal a empresas o a las explotaciones. Era un problema añadido que repercutía en el coste, y también hemos trabajado con la consejería en la medida de lo posible para que nos ayudaran a paliar ese sobrecoste, y sí han ayudado en la medida de lo posible con algunas rutas, algunos autobuses para ayudar a las empresas.

VH: Junto con Hortiespaña habéis puesto en marcha una campaña para promocionar la sandía del sur de España. A tenor de lo que se está viendo en estas primeras semanas (precios, demanda…) ¿qué previsiones tenéis? ¿Cómo le va a ir a la sandía almeriense? Porque al principio se comentaba en el sector que había mucha incertidumbre, pero luego parece que está empezando a fluir y está yendo mejor…

LMF: Pues la verdad que sí, que tienes toda la razón. Nosotros éramos muy pesimistas al principio, estábamos viendo que las primeras semanas de marzo que empezó ya alguna sandía, no de Europa sino de África, Senegal sobre todo, no tenían precio. También era de muy mala calidad la sandía de Senegal, sin azúcar… Pero el frío que estaba haciendo en Europa tampoco hacía que se comprara mucha sandía. Por eso nosotros vimos que se estaba inundando de mala sandía. en este caso, el mercado, y que cuando llegase la sandía buena de Almería, la de España, pues no iba a haber precio. Pero sin embargo, las primeras sandías que han sido de Europa, las de Almería, han salido de muy buena calidad, con mucha azúcar, de 10° brix para arriba todas, en casi todas las variedades, por no decir todas. En el mercado han tenido muy buena aceptación y ha habido preferencia de nuestro producto respecto al producto de África y, en ese sentido, pues está demandando y vemos cómo está funcionando bien por ahora. La campaña (‘La primera sandía europea’) ayuda, comunica lo que estamos diciendo y ayuda a dar tranquilidad, en las garantías y lo sabrosas que son nuestra sandías. Nos ayuda a comunicarlo.

VH: Y respecto a otros productos que nos puedas comentar, ¿la campaña como se va a cerrar? Si tenéis alguna previsión en alguna referencia a destacar como pimiento, tomate… Porque el consumidor ha ido mucho sobre todo a lo básico principalmente, desde que empezó la crisis. Se ha ido a productos más de consumo básico como la patata, pero luego han sufrido otros omo la fresa… ¿dentro del invernado, que destacarías respecto a la evolución final de la campaña, si tenéis ya datos?

LMF: La campaña empezó mal, continuó fatal, y está terminando de manera respetable. También nosotros hemos hecho un esfuerzo y hay que comunicarlo y ponerlo en valor, para hacer una campaña de promoción de la fruta y verdura a nivel nacional. Nosotros dentro de Coexphal tenemos un Comité de Estrategia de Comunicación donde empresas como CASI, Vicasol, como Agroponiente, Frutas Caparrós y bueno, me dejo algunas… Ponen a nuestra disposición su personal de comunicación, su director de marketing… Biosabor también está… y Nos proponen acciones de promoción. Ahora mismo estamos trabajando en las campañas europea, las CuTE, y Estamos preparando otras campañas. Y en este sentido, pues desde que empezó la crisis dijeron, oye pues tenemos que poner en valor las bondades de la fruta y verdura porque ayuda a mantenerte de manera saludable. Entonces empezamos a trabajar en una campaña (con los mensajes) de ‘quédate en casa’ y ‘consume frutas y hortalizas que es saludable’. Y como esto no es tan rápido, porque hay que recaudar dinero, hay que explicarlo, hay que hablar con las empresas… quisimos invitar a nivel nacional a todo el sector. Y al final hemos entrado a mediados de abril y hemos pensado en hacer una campaña no solo para cuando estás en casa, sino también para cuando ya se pueda salir de casa de forma escalonada, comunicar que el consumo de la fruta y verduras te ayuda a mantenerte saludable. Bueno convencimos a Fepex, que lo traslado también a todas sus asociaciones y gracias a Dios el primer spot sale hoy (28 de abril). Durante dos semanas vamos a tener creo que son cerca de 300 anuncios y el 30 % en prime time, donde se va a poner en valor la fruta y verdura. No solo las que salen de Almería, sino toda la fruta y verdura nacional. En ese sentido tenemos que congratularnos, porque yo creo que es la primera vez que todo el sector se pone de acuerdo para hacer una campaña nacional, en televisión, y donde se participa de forma voluntaria, pero si participas con un mínimo (precio). Con lo cual sí hemos podido llegar a lo que nos habíamos propuesto para conseguir la publicidad en televisión.

VH: Sí, se está viendo que en general el sector está apostando mucho por la comunicación, tanto a nivel tradicional como a nivel online con diferentes acciones. Hay que reinventarse y más ahora que por esta crisis estamos confinados… El sector ha superado distintas crisis a lo largo de su historia, ¿cómo ves su futuro post-Covid?

LMF: Bueno yo lo veo bien, igual se puede convertir en otro sector refugio como se convirtió en el año 2008 con la crisis financiera, ¿no? Sí es verdad que necesitamos, para seguir siendo tan competitivos, necesitamos todavía de muchas herramientas. Necesitamos protección respecto a países y productos provenientes de estos países que compiten de manera… Con una ventaja competitiva que no nos parece razonable en cuanto a calidad, en cuanto a garantías sanitarias, en cuanto a certificaciones, en cuanto a costes… Eso hay que ponerlo en valor y la unión europea tiene que proteger el producto europeo. Y también nos encontramos con retos dentro de nuestro sector que seguro que vamos a ser capaces de afrontar: a la hora de incorporar la tecnología para tener más rendimiento, mejores calidades, porque el mercado va evolucionando en ese sentido. Y si a nosotros nuestro producto nos cuesta más hacerlo con respecto a un país tercero, pues tendremos que ser más eficientes, tendremos que sacar más kilos, tendremos que incorporar tecnología. Y ese va ser nuestro futuro en definitiva. Dejar de mirar tanto lo que hace Marruecos, lo que hace Turquía, lo que hacen países del norte de África, e intentar incorporar nosotros nueva tecnología para ser más eficientes y tener más rendimiento en nuestra superficie y con más calidad, si cabe.

VH: Los consumidores están viendo el valor del trabajo en el campo pero, ¿crees que desde las distintas Administraciones van a poner en marcha soluciones reales a los problemas que existen y que reivindicabais hace solo unos meses? ¿O la solución debe partir desde el propio sector, uniéndose (como me estás comentando que vais a hacer ahora) y potenciando todos los productos con una estrategia potente de marketing como hace la industria de los ultraprocesados?

LMF: Correcto, es así. Las dos cosas. Por un lado, nosotros tenemos que trabajar en nuestra línea, eso está claro. Unidos, mejor. Y por parte de la Administración yo le diría que no fuese tan intervencionista. Es decir, que nos dejase trabajar.

Nuestro sector gracias a Dios no es subsidiario, es competitivo. Y lo que tiene que poner (la Administración) es las herramientas para que sigamos siendo lo más competitivos posible. En ese sentido, la reforma de la Ley de la Cadena Alimentaria es nefasta, nefasta. A nosotros nos parece que políticamente cubre los objetivos que se propuso el ministerio, pero desde el punto de vista técnico y de aplicabilidad es una barbaridad. Tú no puedes obligar a que las empresas calculen su coste, lo divulguen a sus clientes, y vendan siempre por encima ese coste en nuestro sector. Eso es imposible. Hay veces que tienes que vender un poco por debajo porque si no, no sacas la mercancía, porque estás luchando con países terceros. Y habrá veces que vendas por bastante más de lo que te acostado con lo cual vas a compensar. Pero es muy complicado llevar a cabo, a la realidad, esa aplicación de la ley. En ese sentido mañana (por el 29 de marzo) es el último día para presentar las alegaciones. Hemos tenido reuniones, y la verdad, entendemos que ahí no puede ser intervencionista el ministerio de Agricultura. Y la consejería de Agricultura también lo ha entendido así. Y un tema es que no vendamos por debajo de nuestros costes. que a nadie le gusta ni nadie quiere vender por debajo de sus costes… y otra cosa es que tú obligues a identificar tus costes, a divulgarlos a tus clientes, a que no vendas siempre por debajo de esos costes… porque las situaciones de mercado son muy cambiantes, y es muy complicado llevar a cabo esa ley, que además tiene sanciones muy grandes. Entonces, yo a la Administración le diría que nos proteja contra los productos no europeos, que no intervenga el mercado, que gestione lo más ágil posible todas las cuestiones de funcionamiento de nuestras empresas, y que también agilice todos los procesos de concesión de la subvenciones europeas a los llamados programas operativos de las OPFH.

VH: Me comentas que habéis presentado alegaciones. Entonces, ¿cuál es el proceso que se irá siguiendo? ¿Se podría revertir esa normativa, es realista?

LMF: Hay que partir de que la Ley de la Cadena Alimentaria es solo de alcance español. La ley europea no salió, salió una directiva, y todos los países miembros tienen de plazo hasta mayo de 2021 para para aplicar esta directiva.

En la aplicación de esta Directiva que no habla de costes de producción, entendemos que es la oportunidad que tiene el ministerio para aplicar la Ley de la Cadena. Que no tengamos dos leyes de la cadena alimentaria diferentes, o dos legislaciones diferentes según tú vendas a España o a Inglaterra, o Alemania, Francia o a Holanda… Queremos que se unifique la (Ley española con) la Directiva Europea y que no sea más complicado, que no sea tan ‘traboso’ como refleja ahora mismo la ley la comercialización en España. Eso es lo que estamos pidiendo, un poco de sentido común. Yo entiendo que el ministerio, en un momento digamos de presión por todas las movilizaciones agrarias que hubo desde noviembre hasta febrero, quiso sacar un Decreto Ley, quiso sacar una reforma de la Ley de la Cadena donde asegurarse que no se vendiese por debajo de los costes, pero al llevarlo a la realidad, al efecto, a la ejecución, estamos viendo que eso es inviable. Tenemos que trabajar en que sea algo real, que no nos pidan cosas que nos pueden perjudicar y que protejamos, en definitiva, tanto al agricultor como a la empresa productora.

VH: Pues muchísimas gracias por tu tiempo y bueno espero que vayan adelante esas alegaciones que comentas.

LMF: Muchas gracias, Virginia. Encantado. Un saludo a todos.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola