Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

El sector fresero de Huelva solicita a Marruecos la salida de 9.000 trabajadoras

Cultivo fresas

Según Interfresa, en el supuesto de que no llegue la mano de obra prevista de Marruecos, numerosos empresarios agrícolas tendrían que abandonar sus cultivos.

El sector fresero de Huelva ha lanzado un SOS tras el cierre de fronteras por parte del Gobierno de Marruecos para proteger al país frente a la expansión del coronavirus, así como la suspensión de todos los traslados de entrada y salida del país.

En concreto, este blindaje ha dejado al 65% del contingente de temporeras aprobado por la campaña de este año (9.000de trabajadoras) con las puertas cerradas, justo cuando los campos onubenses van a alcanzar el pico máximo en la recolección de frutos rojos.

Ante esta situación, que según el sector puede «mermar la producción» en un momento de alta demanda por los mercados nacionales y europeos, desde la Interprofesional de la fresa (Interfresa) se ha pedido la intervención del Gobierno central a través de la Subdelegación en Huelva, para que medie con Marruecos, de forma que haga una excepción y posibilite «una dispensa para que se puedan trasladar a Huelva las trabajadoras contratadas en origen que integran el contingente aprobado.

Artículo relacionado: Cooperativas Agroalimentarias busca miles de trabajadores para las berries

Pérdidas millonarias

Tras un análisis de la situación, en el supuesto de que no llegue la mano de obra prevista de Marruecos, podría derivar según el sector en que numerosos empresarios agrícolas tengan que abandonar sus cultivos, lo que se traduciría «en pérdidas millonarias».

La irrupción del coronavirus en plena campaña en Huelva hace necesaria «más que nunca», según la patronal, la presencia y el trabajo que desarrollan los consultores de integración del Plan de Responsabilidad Ética, Laboral y Social (Prelsi), colectivo compuesto por 14 profesionales de nacionalidad española y marroquí que, en circunstancias normales, tienen como función informar y atender a las trabajadoras marroquíes con contrato en origen que prestan su labor en los campos onubenses.

«Esta tarea resulta imprescindible, ya que la sucesión de acontecimientos de los últimos días en relación con la crisis del Coronavirus ha generado incertidumbre y desasosiego entre las trabajadoras, que además han visto cómo su país procedía al cierre de su frontera».

Información para las trabajadoras

Los consultores de integración, afirma Interfresa, han incrementado sus visitas a las fincas, para atender las dudas de las ciudadanas marroquíes y tratar de resolverlas, además de poner a las trabajadoras al corriente de los protocolos de seguridad e higiene que deben observar de forma obligatoria por el Covid-19.

El colectivo confirma que las trabajadoras con contrato en origen «están llevando una vida normal dentro de lo que cabe, teniendo en cuenta las circunstancias por las que atraviesa no ya España, sino todo el mundo. Desarrollan su trabajo con normalidad y conviven con tranquilidad observando las normas de prevención dictadas por las autoridades». La organización Mujeres en Zona de Conflicto (MZC) está colaborando con su labor.

Fuente: sevilla.abc.es

Afrucat: “sin entrada de mano de obra no podemos aclarar y la fruta más temprana se quedaría sin recoger”

TE PODRÍA INTERESAR

Últimas noticias

Newsletter fruittoday

Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola