Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

En la Comunidad Valenciana, Maluma acapara el 50%

Corría el año 2010, cuando la firma Viveros Blanco trajo los primeros árboles madre de aguacate para su distribución tanto en Europa como en Marruecos.
fruto_maluma

Después de cuatro años evaluando la variedad y su comportamiento se hicieron las primeras plantaciones en 2015 y, en 2019, se empezó a producir Maluma en cantidades importantes.

“En 2010 trajimos los primeros árboles y hasta hoy hemos multiplicado unos 128.500 árboles y se han desarrollado unas 330 hectáreas. El 90% de esos árboles se han plantado en España, un 5% en Portugal y un 2,5% en Francia e Italia. Marruecos cuenta con unas 100 hectáreas plantadas,” explica Rubén Blanco, de Viveros Blanco, empresa distribuidora de la planta.

Cabe destacar que, de todos los árboles plantados en España, el 50% se concentra en la Comunidad Valenciana. “La variedad Maluma tiene la ventaja de que empieza a cosecharse a mediados de octubre, adelantándose casi un mes a Hass, en el final de la campaña de Chile, consiguiendo un precio elevado al ser la primera fruta tipo Hass que llega al mercado”.

En Valencia, tiempo atrás se plantó mucho Lamb Hass, que ofrece una ventana mucho más tardía, pero que compite en el mercado con el inicio de la temporada de Perú, por ello Maluma está siendo la variedad elegida para las nuevas plantaciones. Además, al igual que pasa en Perú, su menor vigorosidad vegetativa permite un mejor manejo de la plantación, con menos podas y con una productividad media de entre 15.000 y 20.000 kilos por hectárea, con unos calibres medios altos.

Es innegable que en un mercado tan competitivo como el del aguacate, en el que las temporadas están tan definidas, la elección de la variedad es determinante para conseguir los resultados adecuados, y Maluma cuenta con muchos factores a su favor para ayudar a conseguirlos. “La demanda de Maluma ha ido creciendo cada año, hasta el punto de que, de la totalidad de planta producida en nuestro vivero, el 40% ya se injerta de Maluma”, concluye Blanco.

Desde que Maluma fuera registrada como variedad en el año 2004, ha logrado hacerse con su propio espacio tanto en Perú como en España, donde se prevé que su crecimiento continúe gracias a sus características diferenciales.

En Latinoamérica las plantaciones más grandes de Maluma están en Perú, donde hay unas 500-600 hectáreas. La planta de Maluma en Perú ha demostrado ser más precoz, su primera cosecha importante se da en su segundo año después de su plantación.

En la zona norte se puede adelantar hasta 2 meses respecto a la variedad Hass, una ventaja que hace prever nuevos desarrollos de Maluma en esa zona del país. Otra de sus ventajas competitivas es que Maluma tiene muy poca alternancia y su fruta tiene de promedio dos calibres más que Hass, lo que podría compensar el menor tamaño de la fruta producida en la región norte de Piura.

TE PODRÍA INTERESAR

Últimas noticias

Newsletter fruittoday

Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola