En nombre de la sostenibilidad: el plastiKazo

En nombre de la sostenibilidad, España será el único país europeo que adopte medidas estúpidas, que ya han desestimado otros países y postpuesto otros, como nuestra vecina Italia. Me refiero a que frutas y hortalizas en formatos de menos de kilo y medio no pueden ser envasadas en plástico.

Aunque no serán todas las frutas y hortalizas porque habrá excepciones, como aquellos productos con etiquetas de calidad reconocidas o variedades exclusivas, además de los que sean ‘sensibles’. Pero ¿quién determinará que un producto sea sensible? Porque no es lo mismo una fresa que una lechuga iceberg. Pues será una cuestión interdisciplinar, es decir, un nuevo duelo entre Planas y Ribera (el primero se llama trasvase Tajo-Segura) al que se sumará la AESAN (Asociación Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición).

La naturaleza del ser humano es contradictoria y la de los legisladores que hacen las leyes desde sus despachos, a veces, ignorante. Por eso, de nuevo, la cabeza de turco son las frutas y hortalizas. A lo mejor hay más cabezas de turco, pero yo no me he enterado, que ya tengo bastante con las frutas y hortalizas.

Igual lo que ha hecho España, avalada por las normativas de Bruselas, es un ‘green washing’ en toda regla, porque hay muchas aristas que perfilar, por ejemplo, ¿qué ocurre con las frutas y hortalizas que se venden de un país a otro?

¿Es sostenible vender un envase de los kilos que sea de cerezas chilenas o uva de Perú en pleno mes de enero? Reconozco, que yo no practico con el ejemplo porque si me apetece comprar cerezas en invierno, me las compro, pero si no estuvieran nadie las echaría en falta.

Díganme si son sostenibles dos huevos fritos emplasticados. Me gustaría saber el ciclo de vida, no solo de los huevos fritos (que igual vienen de Polonia), sino también del plástico que comporta semejante presentación.

A lo mejor la solución pasa, siempre en nombre de la sostenibilidad, porque no estén en el lineal. Ya lo dije una vez, en un evento público muy concurrido: “compramos lo que nos ponen en el lineal”. En aquella ocasión, la respuesta de una gran consultora fue que hacían encuestas para conocer lo que nos gusta. O sea, que los consumidores estábamos ávidos de huevos fritos envasados y de cerezas chilenas en enero. Pues yo ahora me entero.

Como tengo ambas cosas y hoy me toca comer delante del ordenador en un plis, de primero aprovecharé los huevos que me he comprado para fotografiarlos, y de postre, mis 400 gramos de cerezas.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola