Los vaivenes de la competencia dejan un nuevo récord en Almería

La campaña agrícola 2021/22 ha supuesto un nuevo hito en el campo almeriense. Y lo ha hecho contra viento, marea y una situación geopolítica más que inestable.
CAJAMAR INFORME Campaña Hortofrutícola de Almería 2021/22

Según recoge el ‘Análisis de la Campaña Hortofrutícola de Almería 2021/22’ de Cajamar, el sector agrícola alcanzó un máximo histórico en valor de exportación con 3.701,5 millones de euros (+17,4 %). Y lo hizo pese al descenso del volumen de exportación, que se saldó con 2.864.211 toneladas de frutas y hortalizas (-4,4 % respecto al periodo anterior).

No se cumplió el famoso refrán «Cuando las barbas de tu vecino veas cortar…». Y todo gracias a un modelo eficiente, el de los invernaderos solares, y a la solvencia de un sector que ha demostrado que aporta fiabilidad y garantía de suministro aunque vengan mal dadas. No hay que olvidar que, aunque países competidores como Marruecos sufrieron sequía y ola de frío, y Países Bajos contrajo sus producciones al dispararse el coste de la energía, en Almería hubo problemas por la calima y las lluvias en primavera y el coste de los insumos se disparó. Con todo, la provincia alcanzó las 32.827 hectáreas de superficie de cultivo en invernadero (+0,8%) y una superficie cultivada de 62.992 ha (-2,6%), cerrando una campaña positiva, aunque dispar según los cultivos. Veámoslo en detalle:

Ganan (casi) todos

La climatología adversa de la primavera y los problemas derivados en los cuajes provocaron un descenso en la oferta hortofrutícola, y la ley de la oferta y la demanda inclinó la balanza en favor de las cotizaciones. De este modo, aunque la producción total se contrajo un -8,5 % (3.823.359 toneladas), con un -6,7 % (3.561.056 toneladas) bajo plástico, los precios medios se dispararon un 24,8 % en relación a las tres últimas campañas. Saldo positivo en los ingresos totales, que crecieron un 14,2 %, y totalizaron un valor de la producción de 2.976,9 millones de euros.

Por categorías, las más favorecidas en materia de valor de producción fueron la judía verde (+46,6 %), el calabacín (+40,2 %), el pepino (+39,4 %), la sandía (29,2%) y el tomate (28,1%). La parte negativa se le llevó la lechuga, con un -24,1%, y en menor medida el pimiento, con un -3,4%.

Artículo relacionado: “La competencia de Turquía nos debe preocupar”

Los precios repercuten en los cultivos de primavera

La buena andadura en precios de los cultivos de otoño/invierno hizo que los agricultores alargaran los ciclos y, en muchos casos, dejaran de lado los cultivos de primavera, especialmente melón (-24 %), pero también sandía (-9,3 %).

Otros cultivo que se redujeron en superficie, aunque en menor medida, fueron la lechuga (-4%), el tomate (-2,6%) y el calabacín (-0,6%).

En el otro lado de la balanza, incrementaron su superficie el pepino (6,3%), la berenjena (4,8%) y el pimiento (2,2%), impulsadas por las cotizaciones positivas obtenidas en campañas anteriores, señala el informe.

Gastos disparados

Los gastos corrientes se incrementaron en la campaña pasada un nada desdeñable 14,5%, pasando de los 51.295€ de 2020/21 a los 58.740€ de 2021/22. Los fertilizantes fueron los máximos protagonistas de la escalada de precios al encarecerse un +102,1% por el efecto de la guerra en Ucrania. Le siguieron el precio de la energía (+49,6%) y el transporte (+14,3%).

Alemania, doble check en volumen y valor

La Unión Europea de los 14 más Reino Unido sigue siendo el destino natural y mayoritario de las hortofrutícolas de Almería, con más del 98 % de la cuota de mercado. El principal mercado, el alemán, dio una doble alegría al agro, ya que creció tanto en volumen (+2,8%) como en valor (+25,5%). Los otros tres destinos mayoritarios (Francia, Reino Unido y Países Bajos), descendieron en volumen y crecieron en valor. De estos, el que peor comportamiento tuvo fue Reino Unido, con un -8,4% del volumen y un ligero aumento del valor del 0,3%, que Ana Cabrera, analista de Mercados Agroalimentarios de Plataforma Tierra, atribuye más a un comportamiento coyuntural que al efecto del Brexit.

Por productos, el pimiento reiteró su estatus de líder de la agroexportación almeriense con un 21 % de cuota de representatividad y 602.323 toneladas, y un +13,3% en valor de exportación, alcanzando los 921,6 millones de euros.

En segundo lugar quedó el tomate, que pese al descenso en volumen exportado, mantuvo una representación del 14 %, totalizando 672,9 millones de euros y un aumento del 28,3% del valor exportado.

Desde Cajamar destacan que se consolida la progresiva ampliación de los calendarios de exportación, con mayores crecimientos en los primeros y en los últimos meses de la campaña.

Gestores a nivel europeo

Durante la presentación del informe, Roberto García Torrente, director de Desarrollo Sostenible de Cajamar, señaló que “debemos tener la ambición de convertirnos en los gestores de frutas y hortalizas de Europa”. Para ello, es necesario mantener e incrementar la rentabilidad de los cultivos, buscando una mayor productividad, reduciendo costes como el de mano de obra, aumentando los ingresos y abriendo nuevos mercados.

Para ello, las herramientas clave son las nuevas tecnologías, que pueden ayudar a mejorar aspectos en materia de gestión, automatización, bioeconomía y comercialización. Todo ello de la mano de un aumento de la formación y una mayor inversión y refuerzo de la I+D.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola