Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Más rentabilidad y calidad en cultivos de primavera con Ecoculture

La aplicación de su tecnología en las fases de enraizamiento y crecimiento ayudan a la planta a lograr un aumento en la cosecha y la calidad del fruto
ecoculture cultivo sandía

Las soluciones técnicas y los eficientes programas de cultivo de Ecoculture Biosciences optimizan la rentabilidad y la calidad de los cultivos de primavera, como pueden ser el melón o la sandía, ayudando a conseguir excelentes resultados entre los que destacan el aumento de la cosecha y de la calidad de la fruta.

La clave para conseguir una buena cosecha y un excelente crecimiento en este tipo de cultivos es el uso eficiente del nitrógeno con la tecnología NHDelta en la fase de enraizamiento. Su aplicación desde el inicio de la plantación ayuda a enraizar y mejorar el crecimiento de la planta desde la fase inicial, siendo esta tecnología la forma más adecuada de nutrición vegetal en cuanto al uso del nitrógeno por parte de la planta.

NHDelta estabiliza el nitrógeno en forma de amida (NH2) reduciendo la energía requerida por la planta para producir proteínas, mejorando el crecimiento y generando tallos y raíces más fuertes, así como más flores y hojas más verdes con mayor capacidad fotosintética. Ello asegura una mejor absorción por la hoja y una mayor biodisponibilidad en el suelo a medio y largo plazo, aumentando el potencial de crecimiento y proporcionando una mayor cosecha.

A partir de la fase de crecimiento han de realizarse aplicaciones con NHDeltaCa y NHDeltaK vía riego para mejorar el crecimiento de raíces secundarias, mejorando la absorción de microelementos y regulando el pH radicular, mientras que NHDeltaK mejora el engorde del fruto. El uso regular de la tecnología NHDelta permite una reducción del aporte de nitratos un 40%

También durante la fase de crecimiento, la aplicación de otras tecnologías de Ecoculture favorecen la floración de melón y sandía, siguiendo el programa de cultivo de la compañía. Rainbow Wave, a una dosis de 2 cc/l cada 12 o 15 días, ayuda a disminuir el crecimiento vegetativo y favorece la floración y la elongación del tubo polínico. Su aplicación en fases posteriores ayudará a reducir el exceso de crecimiento apical reconduciendo sólidos solubles y otros fotoasimilados hacia el fruto.

TE PODRÍA INTERESAR

Últimas noticias

Newsletter fruittoday

Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola