Menos producción y calibre en la campaña andaluza de cítricos

La campaña andaluza de cítricos se desarrolla a un ritmo continuo de recolección y comercialización pero inferior al de las campañas precedentes según los distintos profesionales del sector contactados. Las altas temperaturas, unidas a la ausencia de precipitaciones, han afectado a la producción y el calibre de los cítricos más tempranos. Las lluvias caídas en la tercera semana del mes de octubre beneficiaron a la cosecha de cítricos pero no a las variedades citrícolas mas tempranas, según el Observatorio de Precios de la Junta de Andalucía.

El ejercicio 2017/18 ha comenzado con un menor volumen de producción de naranjas tempranas y un mayor porcentaje de fruta con calibre mediano y pequeño que en otras campañas precedentes, es decir con calibres 4 (entre 77 y 88 milímetros) y 5 (entre 73 y 84 milímetros), incrementándose en algunas zonas por las limitaciones de riego del final del verano. Las altas temperaturas, unidas a la ausencia de contraste térmico entre el día y la noche y de precipitaciones, han afectado al volumen cosechado y al calibre de las naranjas más tempranas.

Por otro lado, en algunas zonas de producción andaluzas, las características organolépticas de la fruta y el estado de maduración de la misma -dado por el grado de acidez y el contenido de azucares- está más adelantado que en otras campañas de producción, como resultado del registro de altas temperaturas durante el verano. Y, en determinadas zonas de producción las adversidades climáticas han ocasionado mayores perdidas de fruta que en años anteriores, resaltando el splitting o rajado de frutos, y los daños por rameado generado por fuertes vientos.

En lo que respecta a las cotizaciones medias, durante el mes de octubre las operaciones comerciales cerradas en árbol para las primeras naranjas tempranas cosechadas, como las Navelinas y Salustianas, han mantenido un precio medio relativamente estable, aunque dependiendo de la variedad ha disminuido en las últimas dos semanas. El valor medio de la naranja en general, ha estado comprendido entre los 18 y los 25 céntimos de euro por kilogramo.

Actualmente y según la zona de producción andaluza, se están recolectando las mandarinas más tempranas del grupo Clementina y Satsuma. Concretamente las operaciones comerciales en campo se realizan sobre las variedades Clemenrubí, Oronules, Marisol, Clemenules, y las variedades Okitsu o Iwasaki. La cosecha de mandarina se recolecta a un ritmo continuo, pero más pausado que en campañas precedentes debido, en parte, a la falta de calibre de la fruta y a la ausencia de contraste térmico nocturno que favorezca la coloración de la misma. Las cotizaciones de mandarina tuvieron un valor mayor en los primeros diez días del mes de octubre alcanzando un precio medio de 0,6 euros por kilogramo de producto, aunque posteriormente fueron descendiendo hasta llegar a final de mes con un precio medio de 0,42 euros por kilogramo de mandarina. Según el grupo de mandarinas y las características organolépticas y comerciales de cada variedad, los valores medios en árbol en el mes de octubre han estado comprendidos entre los 0,25 euros por kilogramo de producto en las mandarinas Satsuma y entre los 0,35 y 0,7 euros por kilogramo para las Clementinas.

La falta de precipitaciones y las altas temperaturas registradas durante el desarrollo del fruto en el árbol, han afectado también al crecimiento del limón Fino o Primaflori en la campaña 2017/18. La producción de limón se está caracterizando por la abundancia de fruta con tamaño mediano y pequeño, lo que está dificultando la salida comercial habitual del mismo en el mercado que, aunque llevan un ritmo continuo, es menor que el obtenido en el mismo periodo de las campañas anteriores.

Por otro lado, a este menor calibre se le une la falta de coloración de la fruta causada por la ausencia de diferencial térmico entre las horas nocturnas y diurnas durante el desarrollo del fruto en árbol. Adicionalmente, la entrada en el mercado de una oferta de limón más competitiva procedente de otros países productores como Argentina o Turquía, dificultan las operaciones comerciales de limón andaluz en el mercado exterior.

Las cotizaciones medias del limón Fino andaluz durante el mes de octubre han tenido por lo general una tendencia decreciente, aunque por lo general han alcanzado un valor superior al valor medio del limón en el mismo mes de la campaña 2016/17. Concretamente, el valor alcanzado a principios de mes fue de 0,65 euros por kilogramo de limón, valor similar al de la campaña precedente, sin embargo, en las semanas siguientes descendió un 8,3% hasta alcanzar un valor medio de 0,60 euros por kilogramo de limón en la semana 43 de 2017, valor superior al de la campaña precedente.

Comercialización

Durante el mes de octubre de 2017 y según los contactos establecidos con las empresas del sector, las operaciones comerciales han llevado un menor ritmo que en las campañas precedentes, aunque se espera que mejore en las próximas semanas. Aunque las cotizaciones medias de la naranja a la salida de la central de manipulación en el mes de octubre han disminuido de forma continua, el valor medio alcanzado es superior o similar al de
los años anteriores. La campaña arrancó en la segunda semana del mes de octubre con un precio medio de 0,58 euros por kilogramo, tras el desverdizado de las primeras partidas de naranjas tempranas recolectadas en Andalucía. Los últimos datos registrados en la última semana del mes de octubre han sido de 0,55 euros por kilogramo de naranja. Así, el precio medio de la naranja ha variado entre los 0,5 y 0,65 euros por kilogramo de producto dependiendo de la semana y la variedad.

La comercialización de la mandarina en el mes de octubre, al igual que la del resto de cítricos, no ha alcanzado los volúmenes de fruta comercializados en campañas precedentes para el mismo periodo, aunque se espera que incremente la demanda del consumidor con la llegada del frío durante las próximas semanas. Sin embargo, por lo general, las cotizaciones alcanzadas en esta campaña por la fruta de primera categoría están siendo superiores a las alcanzadas en campañas precedentes. Concretamente, la mandarina manipulada ha registrado en el mes de octubre de 2017 valores comprendidos entre 1,10 y 1,15 euros por kilogramo de producto, dependiendo de la
variedad de mandarina.

Las cotizaciones medias del limón Fino o Primaflori a la salida de la central de manipulación durante el mes de octubre, han alcanzado valores similares a los de las tres últimas campañas. Concretamente, los precios medios del limón manipulado han estado comprendidos entre 0,9 y 0,98 euros por kilogramo de producto. La actividad en los centros de manipulación no esta siguiendo un ritmo continuo, sino que es algo escalonada, dependiendo de la demanda de fruta, lo que no está acompañando al ritmo acelerado de recolección de fruta que se vive en el campo. La tendencia de los precios en las últimas semanas ha sido a mantenerse estable, con un valor medio que ronda los 95 céntimos de euro por kilogramo de producto. En general, el ritmo de comercialización de cítricos en campo, aunque continuo, no está siendo el mismo que en campañas precedentes. Las operaciones comerciales no parecen seguir el mismo ritmo que la maduración de la fruta en origen, la cual, en determinadas zonas de producción andaluzas, ha alcanzado características organolépticas y de maduración avanzadas con respecto a
otros años. Esta ralentización en la comercialización se asocia con las altas temperaturas que se están registrando en el mes de octubre en toda Europa, ya que el consumo de cítricos está relacionado con la presencia de bajas temperaturas.

Por otro lado, la presencia en el mercado europeo de oferta de fruta de otros países productores con precios más competitivos, como Uruguay, Sudáfrica o Marruecos, unido a los precios altos fijados en campo por los productores andaluces desde el inicio de la campaña, han dificultado las operaciones comerciales realizadas por las empresas citrícolas andaluzas. Los almacenes de fruta, aunque con una actividad de manipulación y envasado continua, apuntan que una menor producción de cítricos unido a la falta de la demanda del consumidor, están repercutiendo en el volumen y el ritmo de actividad que suele haber en el almacén en este mes de campaña.
Sin embargo, se espera que las ventas se activen durante noviembre, debido, por un lado, a la entrada de bajas temperaturas en centro Europa y, por otro, a que el final de la campaña de los países productores del hemisferio Sur se acerca, y esto se refleja en la calidad de su fruta. Por último, resalta el incremento de las exportaciones de cítricos realizadas a Asia, las cuales, aunque requieren de unas mayores exigencias en lo que respecta a la calidad y las condiciones de transporte para salvar un mayor tiempo de transporte, vienen incrementándose en los últimos años.

Fuente: Observatorio de Precios.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola