Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Sudáfrica confirma con nuevas pruebas los informes del IVIA y también concede la protección a la mandarina Tango

Eurosemillas, la empresa española que explota los derechos de la popular mandarina tardía Tan­­­­go en casi todo el planeta salvo en EEUU, recibió recientemente la confirmación de la protección con­­cedida a este cítrico por el Agriculture Forestry & Fisheries Department de Sudáfrica. El reconocimiento del registro de esta variedad por parte de las autoridades de este país tiene especial relevancia, no sólo por­­­­que se produce en la que es la segunda potencia exportadora de cítricos en fresco del mundo tras Es­pa­ña, sino porque se ha dado tras realizar un nuevo análisis DUS, que es el método definido por la Unión In­ter­­na­cio­­nal para la Protección de Obtenciones (UPOV) para comprobar técnicamente que una variedad es ‘dis­tinta (a todas las demás), uniforme y estable’. Y los test realizados por los científicos su­­da­­­­fri­ca­nos durante cuatro años (2012-2016) ra­tifican, básicamente, la misma descripción varietal que ya ha­bía determinado primero la Uni­ver­sidad de California Ri­verside -quien obtuvo la mandarina y la pa­ten­tó en EEUU- así como el propio IVIA (Instituto Va­lenciano de In­ves­ti­ga­cio­nes Agrarias), esto es, que se trata de una mandarina tardía sin semillas (seedless) cuyo polen es tam­bién estéril a la hora de fe­cun­dar los frutos de otras plan­ta­cio­nes vecinas, in­clu­so en condiciones de po­li­ni­za­ción cru­za­da.

Tango (registrada en España como Tang Gold) pasa a ser así uno de los cítricos más am­plia­mente pro­­tegidos de la historia de la citricultura, con los derechos de su obtentor y por tanto de sus li­cen­cia­­tarios, re­co­no­cidos en más de 10 países (EEUU, Argentina, México, Chile, Uruguay, Perú, Israel, Ecuador, Es­paña y aho­ra Sudáfrica). En el resto de po­ten­cias productoras y ex­por­ta­doras (Egip­to, Ma­rruecos, China, Brasil, Tur­quía o Paraguay) el proceso ya se encuentra en estado muy avanzado. Es más, esta mandarina tenía has­­ta hace poco la doble pro­tección española y comunitaria (de la UE) pero ésta última fue sus­pen­dida cau­­­­te­larmente al quedar pen­dien­te de un re­curso presentado por Nadorcott Protection SARL, que ostenta los de­rechos en la UE de la también tardía Nadorcott en nombre de Les Domaines Agricoles (la casa Real de Ma­rruecos). A efec­tos prácticos, tal suspensión no tiene mayores implicaciones por­que la pro­tec­ción es­pa­ño­la si­gue ple­namente vigente. De hecho, en su momento, la propia va­rie­dad Na­dor­cott sufrió una si­tua­ción similar: la Federación de Coo­pe­ra­tivas Agrarias de la Comunitat Valen­cia­­na se opuso a su pro­tec­ción en 2004 y la Sa­la de Recursos de la Oficina Comunitaria de Variedades Ve­getales, por­que así obliga la le­gis­la­ción comunitaria, la suspendió también cautelarmente hasta que, al ca­bo de unos meses, confirmó de­fi­ni­tivamente el registro de esta mandarina de origen marroquí.

En este contexto debe entenderse también la acción presentada en Australia por la sociedad Va­rie­ty Access Pty. Ltd. -en nombre igualmente de Les Domaines Agricoles– contra el proceso de registro de Tan­go en aquel país. Como en el caso español y sudafricano, las autoridades australianas acaban de deses­ti­mar los ar­gumentos esgrimidos para paralizar su proceso de registro. De hecho, ninguna de las acciones ad­­mi­nis­tra­tivas o judiciales presentadas por los representantes de Nadorcott para frenar o paralizar la co­mer­cialización de Tango han tenido éxito.

TE PODRÍA INTERESAR

Últimas noticias

Newsletter fruittoday

Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola