Terral F1, un Galia de estrella

Aunque por regla general se suele asociar la larga vida a una menor calidad a nivel organoléptica, la I+D está logrando grandes avances para lograr que ambas características dejen de estar reñidas, beneficiando a productores, distribución y, por supuesto, al consumidor. Un ejemplo de ello es Terral F1, el ‘irresistible Galo’ de HM Clause. El pasado viernes la casa de semillas organizó una jornada para la prensa especializada en el sector agrícola donde dio a conocer la variedad en su más amplio espectro, del campo a la mesa o, mejor dicho, de la mesa al campo, porque el evento dio comienzo en el Restaurante La Costa de El Ejido (Almería). Allí el chef José Álvarez, galardonado con una estrella Michelin, dio un recital de las múltiples opciones gastronómicas que tiene Terral F1, con un brunch donde este melón fue el protagonista. Y es que el sabor (con entre 0,5 y 1 grado Brix superior a otras variedades de su segmento) y la textura de la variedad, así como su aspecto externo, muy atractivo gracias a su denso escriturado, son ideales para todo tipo de platos y presentaciones.

Tras la degustación, la empresa mostró las aptitudes de Terral F1 en un cultivo plantado en la primera semana de marzo. Allí el propietario de la finca, Juan Carlos González Moreno, constató su gran rendimiento, la uniformidad de los frutos (tanto en forma como calibre, ideal para exportación), y el buen cierre pistilar que presentan.

Desarrollada para siembras medias del 15 de febrero a finales de marzo en Almería, esta variedad  presenta una gran conservación en condiciones de altas temperaturas, y se mantiene muy bien en planta hasta el corte del fruto. Además, el agricultor puede conocer el punto óptimo para la recolección de forma fácil, ya que el melón adquiere un tono dorado muy característico cuando alcanza la maduración. Cabe destacar, asimismo, la mayor precocidad de este material frente a otros.  Beatriz Palmero Luque, técnica de Desarrollo de Melón Galia de HM Clause detalla que “Terral F1 se adelanta entre 3 y 4 días respecto a Brisa F1, lo que permite recolectar antes y con más Brix, ya que tiene hasta 1 grado más”.

La resistencia intermedia a oídio y la resistencia al virus del cribado cierran el paquete de características de una variedad que, en su primer año comercial, ya se proyecta como una alternativa muy a tener en cuenta por productores y distribución.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola