Alimerka mantiene el compromiso con su entorno en un momento de máxima sensibilidad para los pequeños productores

Alimerka

La cadena de supermercados asturiana sigue apostando por los proveedores de proximidad, invierte en soluciones de energía y logística sostenibles y desarrolla programas para mejorar la calidad de vida de las personas más vulnerables.

El compromiso de Alimerka con su entorno se afianza año tras año con la puesta en marcha de iniciativas encaminadas a fomentar el desarrollo local y promover un crecimiento sostenible en todos los ámbitos de actuación: económico, ambiental y social. Con una fuerte implantación en Asturias y presencia en otras cinco provincias (Burgos, León, Lugo, Valladolid y Zamora), la cadena de supermercados tiene actualmente 168 puntos de venta en 51 municipios, contando (a cierre de 2019) con 6.759 personas trabajadoras. Fiel a su filosofía de comercio de proximidad, Alimerka sigue apostando por la atención al cliente y por una oferta basada en productos frescos y de cercanía.

Su política de proveedores refleja este compromiso. El 98,4% del total son nacionales, de los  cuales el 63,1% pertenecen a alguna de las seis provincias en las que Alimerka tiene presencia con un claro peso de los asturianos (85,6%). La apuesta por la ternera asturiana es una de las señas de identidad de Alimerka, que mantiene acuerdos con más de 600 ganaderos para la comercialización de Ternera Asturiana con sello IGP y Ternera Asturiana Ecológica (IGP-COPAE), siendo el principal operador de esta última. Además, también trabaja con pequeños criadores de pitu de caleya y, en los últimos años, de cordero lechal Pro-biodiversidad a través de la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos. En cuanto al pescado, el 86% del producto que se puede adquirir en sus supermercados procede de las lonjas del Cantábrico, destacando de forma muy señalada la Lonja de Avilés.

La apuesta por las energías renovables es otro de los pilares estratégicos de Alimerka, que en 2019 completó la instalación de 7.500 paneles fotovoltaicos (la mayor instalación de estas características en Asturias) que abastecen a las dos naves de su centro logístico. Además, también emplea energía solar en tres puntos de venta y pretende poner en marcha este sistema en otros supermercados durante los próximos meses. Estas medidas supondrán una reducción de alrededor de 1.135 toneladas de CO2 al año gracias a los 2,41 MWp instalados. Precisamente por su reducción de emisiones, en este caso en el área logística, la compañía fue reconocida en 2019 con el premio Lean & Green, otorgado por la Asociación de Fabricantes y Distribuidores AECOC.

Además, a través de su Fundación, Alimerka desarrolla programas de apoyo a colectivos en situación de vulnerabilidad y respalda diferentes proyectos de salud y acción social cada año. En 2019, su colaboración con 167 entidades llegó a más de 137.000 personas. Una de sus iniciativas más destacadas es el programa Alimentos sin Desperdicio, mediante el cual se gestiona la donación de los excedentes de los supermercados a organizaciones sociales. Durante el pasado ejercicio fueron entregadas más de 1.300 toneladas de alimentos, que se distribuyeron entre 77 entidades. A nivel medioambiental, esta acción evitó la emisión de 727,22 toneladas de CO2 a la atmósfera.

Informe de Sostenibilidad

Todos estos datos están recogidos en el segundo Informe de Sostenibilidad publicado por la compañía. Un documento que se elabora como ejercicio de transparencia para informar públicamente acerca de los impactos económicos, ambientales y sociales. Para la elaboración de este informe, Alimerka ha cumplido con los Estándares GRI (Global Reporting Initiative), de un alto nivel de exigencia y que tan solo han logrado alcanzar, por el momento, dos empresas del ámbito de la distribución en España.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola