Arrigoni ofrece protección completa para kiwi también en bío

Arrigoni_Protecta_Kiwi

Cesare Ippolito, consultor del grupo Mazzoni, cuenta su experiencia con el agrotextil Protecta® en un cultivo de kiwi.

Cesare Ippolito es el consultor agronómico en Lacio para Gruppo Mazzoni, responsable de la gestión de plantas frutales principalmente orgánicas. Después de numerosas experiencias, eligió los agrotextiles Protecta® para proteger el cultivo de kiwis en el área en la que opera, con el objetivo de preservar las plantas y frutas de los eventos atmosféricos. Las pantallas Arrigoni también han demostrado ser aliados útiles para mantener a raya a los insectos dañinos, un factor determinante especialmente para los kiwis cultivados orgánicamente.

«Inicialmente, para preservar las plantas de la lluvia excesiva, optamos por el filme plástico” recuerda Ippolito. «Pero fue un completo desastre: la provincia de Latina es muy ventosa, con rachas que incluso llegan a erradicar las plantas. Después del primer invierno, muy pocas plantas habían resistido el clima y donde el viento se había deslizado, el filme plástico estaba en pedazos». En una de las empresas que siguió, Ippolito modificó y reconstruyó les estructuras de los huertos, manteniendo en primera instancia la estructura de «cabaña» prevista por al anterior e instalando la malla Protecta® de Arrigoni.

Gracias a los nuevos agrotextiles, la compañía ha logrado proteger los cultivos del viento y la transpiración excesiva, lo que corre el riesgo de deshidratar la planta. Además, un segundo objetivo era reducir la cantidad de lluvia que llega a las flores en el momento de la floración. Ippolito explica, de hecho, que este es un elemento crucial para evitar la predisposición a la proliferación de bacteriosis, en particular para la nueva variedad de kiwi rojo, el Dong Hong. «En ese momento decidimos probar la estructura arqueada, que proporciona que el textil se quede sobre la estructura de una manera bastante rígida, fuerte y tensa, permitiendo el drenaje rápido del agua incluso en caso de granizo, exactamente como sucede con los paraguas», continúa Ippolito. «Protecta® nos ha ayudado de una manera importante: esta malla permite el paso de una pequeña cantidad de agua, pero protege perfectamente las plantas, que crecen bajo la malla de una manera más equilibrada, tienen menos hojas con abrasiones y así como los frutos».

Otro objetivo de la empresa era proteger las plantas de kiwi que producen el polen – los ejemplares «machos» – para tomar el polen y fertilizar las plantas «hembras», es decir, las que generan los frutos. Dado que la floración se produce solo 10 días al año, en mayo, es importante poder aprovechar cada uno de estos días: sin embargo, con condiciones climáticas adversas y sin protección vegetal, la operación no se puede llevar a cabo y el consiguiente riesgo de pérdidas es muy alto. Gracias a Protecta®, por otro lado, en la última temporada en los frutales seguidos por Ippolito pudieron trabajar todos los días, aumentando así las posibilidades de tener una producción abundante. Finalmente, al proporcionar una amplia protección, Protecta® ayuda a preservar los cultivos incluso del ataque de insectos no deseados, no solo de la chinche asiática que comienza a crear diferentes daños a los cultivos en el centro de Italia, sino también en comparación con los insectos más pequeños, ya que la textura de este agrotextil es muy fina.

Las pruebas realizadas en el campo, después de dos excelentes temporadas en la producción de kiwi, han mostrado datos interesantes y alentadores, confirmando la elección de los sistemas de red Protecta®.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola