“Debemos aguantar los precios”

Josep Lluis Trilla, director comercial de Actel, hace un llamamiento a la calma del sector y a la defensa de un precio digno para el agricultor.

En el ecuador de la campaña de producción, Fruit Today habló con el directivo catalán, quien explicó que “a partir de ahora, debemos mantener la calma y aguantar los precios que se han venido dando, e incluso, si se pudiera, aumentarlos. No son las circunstancias propicias para hacer ninguna bajada ya que no hay exceso de producto en ninguna especie ni subespecie. No podemos permitirnos otro año como los dos anteriores en los que los agricultores no han podido respirar. A la distribución le podemos ofrecer un aumento del servicio pero no debemos lesionar los precios.”

Aunque la campaña se ha podido defender razonablemente bien hasta la semana 30, “debemos ser inteligentes para seguir conservando estos precios, que le proporcionan rentabilidad al agricultor para que vuelva a realizar inversiones y se recupere de las pérdidas de los últimos años”, matiza.

La razón principal de esta situación tiene que ver con la escasez de producto, posiblemente más del anunciado en las cifras oficiales, así como a la no coincidencia de los picos de producción de Italia con España.

Toda parte positiva tiene una negativa y en este caso hay que señalar que la fruta no tiene el nivel de calidad alcanzado en otras temporadas, debido a un invierno muy inusual y a unos días de frío posteriores que provocaron un nivel de merma importante.

La campaña también ha estado marcada por la entrada en vigor de las medidas extraordinarias (aplicadas como consecuencia del veto ruso) antes que en los dos años anteriores. Estas medidas se empezaron a hacer efectivas el 1 julio pero el cupo ha sido rebajado hasta las 11.000 toneladas (con cargo a medidas extraordinarias), y debido al nivel de mermas en la fruta, se ha planteado como claramente insuficiente. “De hecho, 12 días antes de acabar el mes de julio, el volumen de ese mes ya había sido cubierto, y tal como es la calidad del producto, vaticino que en agosto quedará rápidamente cubierto,” recuerda Trilla.

Mercados.Además de los destinos tradicionales, en los que siempre ha trabajado la cooperativa, Actel se ha preparado para abordar nuevos mercados, como Sudáfrica, país al que puede llegar la fruta en unos veinte días.

“Las exportaciones son necesarias por dos razones, por cantidad y por precio porque el mercado español consume poca fruta y algunas grandes superficies son, además, reticentes a mantener unos precios que generen rentabilidad al agricultor.”

Durante esta temporada se han dejado de lado las oportunidades de los mercados asiáticos, no sólo por la dificultad y el riesgo que significa enviar un barco que tarda 40 días en llegar a destino, sino porque, de momento, no existe diferencial de precio.

Respecto a las consecuencias del Brexit, el ejecutivo manifiesta que “no será lo mismo vender en un mercado sin fronteras que en uno con fronteras y es difícil prever lo que puede acontecer. Si bien, la afectación puede ser más alta que la del veto ruso porque un 10 ó 15% de nuestro producto se destina al Reino Unido.”

En su afán diversificador hacia otras producciones, Actel, mantiene un acuerdo para comenzar la comercialización de granadas. A partir de septiembre y durante seis semanas, la cooperativa catalana espera distribuir unas 25 toneladas de producto semanalmente procedente de la zona alicantina.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola