Un espárrago 100% comestible y sin fibras

Es la innovadora oferta de Tany Nature. Lo ha conseguido con un manejo diferenciado y exclusivo

La diversificación es la clave del éxito de Tany Nature, una empresa referente en el sector, en la que palabras como la innovación están realmente a la orden del día. Su última incursión en el segmento del espárrago es una muestra de ello. Ya el año pasado adelantaron a Fruit Today la puesta en marcha de 120 Has de espárrago en invernaderos tipo macrotúnel para la ventana desde mediados de enero y hasta finales de marzo aproximadamente, con una inversión de 70.000€/Ha, y en este ejercicio dan un paso más con el lanzamiento de un esparrago extra-premium exclusivo y único que aporta una gran versatilidad ya que puede consumirse sin necesidad de ser cocinado porque carece de hebras, lo que evita además el desperdicio, algo que preocupa realmente a la empresa extremeña. “Se consume íntegramente, desde el turión al tallo, aprovechando el 100%”, asegura José María Naranjo, Sales & Project Manager de la empresa.

Las bondades de este producto se deben a unas nuevas técnicas de cultivo (manejo) que guardan con celo en la empresa y que, además de hacer posible que no tenga fibras, le aportan un sabor dulce pero sin perder el sabor característico del espárrago, pudiendo utilizarse como “topping” en ensaladas, como base en la cocina y en la dieta crudivegana. A todas las características mencionadas se añaden otras muy preciadas por el consumidor comunitario: son los primeros espárragos verdes del hemisferio norte y respetan el medio ambiente, ya que “prácticamente son de kilómetro cero para Europa” con el consiguiente ahorro en emisiones de CO2.

En esta primera campaña comercial el éxito de ventas ha estado muy marcado por el diferencial que aporta en el mercado de las importaciones, ya que es más fresco y de cercanía, al igual que por seguir la política de “Picos de Calidad y productos Gourmet” como principal referencia. Naranjo reconoce que “no es un espárrago más, juega en una liga diferente”, y pese a ello su precio es óptimo. “No especulamos, buscamos un precio adecuado para obtener un buen retorno para el campo que nos permita seguir invirtiendo y que al mismo tiempo sea asequible para el consumidor”.

Si todo marcha como hasta ahora, pretenden ampliar la superficie de cultivo en la misma zona de Vegas Altas del Guadiana y llegar a las 200 Has aproximadamente, siempre con un “crecimiento controlado para no canibalizar el producto” ya que es de nicho y si hubiera sobreproducción, perdería su atractivo. Además, no descartan ampliar el calendario siempre y cuando “seamos capaces de seguir ofreciéndolo con las mismas peculiaridades organolépticas en diferentes fechas”. De momento ya han demostrado que “todavía somos capaces de sorprender al consumidor con productos nuevos”.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola