“Hay que hacer pedagogía del consumo de cercanía”

Llorenç

La IGP Poma de Girona cierra el año con la presentación de su nueva imagen, en el que el valor de la cercanía es el principal claim.

Llorenç Frigola, presidente de la IGP Poma de Girona, habló con Fruit Today.

Ustedes siempre han sido muy beligerantes en materia de sostenibilidad. Una sostenibilidad que está muy ligada al consumo de cercanía.

Sí, efectivamente. Desde el punto de vista ambiental y agronómico creo que hemos hecho los deberes, pero nos falta un apéndice de este concepto que ya no depende de nosotros, sino del consumidor y de la gran superficie. Creo que, ahora más que nunca, por el contexto de pandemia que vivimos, los jefes de compra de los supermercados y también los compradores de manera individual deben priorizar y adquirir un producto de proximidad, que es el que crea puestos de trabajo aquí y contribuye fiscalmente.

Los spots publicitarios con manzana de otros orígenes son cada día más numerosos.

Efectivamente. Es algo que vemos todos los días. Por eso creo que ha llegado la hora de lanzar un mensaje contundente sobre este asunto, así como explicar que, aún más en esta situación, es necesario fomentar el producto de aquí, tal y como hacen otros países que se autoprotegen. El efecto solidario debe ser la base de nuestro proyecto de futuro porque ya hemos visto que no podemos basarnos en una economía exclusiva de servicios.

Respecto a las campañas de marketing y publicidad de otros operadores europeos, en concreto los italianos, debo decirle que cuentan con grandes presupuestos, en ocasiones subvencionados por el propio estado y en cierta manera es lógico que busquen mercados apelando a las bondades de su naturaleza, pero el consumidor debe saber que hay manzana con origen España y si quiere ser consecuente, es siempre mejor consumir producto propio.

Nosotros no disponemos de presupuestos tan enormes y apostamos por el trabajo diario, la calidad y el precio para seguir arañando cuota de mercado. No entendemos como triunfa un spot publicitario que anuncia un producto de otro país. A todo ello, hay que añadir que el transporte de alimentos es el causante del 25% del Co2 atmosférico. Estas premisas indican que debemos hacer pedagogía del consumo de manzana de cercanía. Resulta descorazonador observar cómo sigue entrando manzana polaca en España. En Polonia la mano de obra es tres veces más barata que en nuestro país.

¿Cómo se ha desarrollado la cosecha y este principio de campaña? ¿En qué grado influirán los costes relacionados con la pandemia?

Primero, quiero indicarle que hemos sido muy prudentes a la hora de establecer precauciones y no hemos tenido ningún foco de COVID. Los 80 productores de Poma de Girona acaban de terminar la cosecha de las cuatro variedades adscritas a la IGP. Nuestras previsiones eran de un descenso de cosecha del 14%, pero realmente entrarán en cámara un 20% menos de lo que estimábamos. Contamos con menos fruta, pero es de muy buena calidad. Esta situación implica que deberíamos vender con un incremento del 20% en precio para compensar esta bajada productiva y otro incremento del 10% por el aumento de costes debido a la COVID.

Hasta el mes de diciembre el consumo suele ser bajo, pero este año está resultando fluido incluso en este último trimestre, aunque es cierto que la situación actual crea desconcierto e irregularidad en los pedidos, haciendo difícil las previsiones a corto y medio plazo.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola