Inicio de campaña escalonado

Las altas temperaturas han motivado un flojo inicio de la campaña de tomate ‘eco’ en el Levante y costa granadina, pero Balcón de Níjar espera crecer un 5%

La calidez estival se alargó hasta mitad de noviembre, alargando los cultivos en las zonas altas de sierra y retrasando unas semanas las plantaciones de cotas más bajas. El resultado se ha hecho notar en dos de las zonas más importantes para el tomate ecológico, Níjar y Motril, donde la campaña no ha entrado en plena producción hasta prácticamente la primera semana de enero, cuando lo normal es que lo haga en noviembre. No obstante, este retraso ha venido bien porque al alargarse las producciones en Centroeuropa, no se ha acumulado producto y ha salido de forma escalonada. Así lo confirma David Caparrós, gerente de Balcón de Níjar. La firma, especializada en la producción de cherry ecológico, sigue creciendo y prevé incrementar un 5% su volumen y superficie, alcanzando las 48 Has y los 3,2 millones de kg en este 2017/18. Se reitera así su curva ascendente tras un ejercicio que, aunque “podía haber sido excelente”, se quedó en “bueno” porque el verano no acompañó: fue “el peor de los últimos cuatro años, en producción y precios”, pero el balance anual se saldó con un +20-25% en precios y un -20% de producción.

Este año la firma mantiene su apuesta por la diversificación, con un mayor volumen de tomate rama (8 Has en total), si bien el grueso de su producción sigue siendo el cherry (85% del total). Lidera el segmento el redondo, que tiende a perder espacio en favor del pera (20%). “Se trata de una tendencia generalizada que empezamos a ver hace pocos años, debido al mayor sabor y calidad que suelen tener las variedades de cherry pera”. Se incrementa también en su gama el volumen de sandía mini y algo la de guisante, cultivos de rotación que complementan su oferta de tomate y que podremos ver en su stand de Fruit Logistica, ubicado en el Pabellón 18 B-03b.

Holanda sigue creciendo  

Balcón de Níjar es una empresa netamente exportadora y tiene en los principales países centroeuropeos y nórdicos el grueso de su cuota comercial. “Las ventas en Alemania siguen creciendo. Francia está más estable en bio y los nórdicos y Holanda crecen, principalmente Holanda, incluso más que Alemania, al menos en nuestro caso”, asegura Caparrós, que subraya un aspecto a tener en cuenta: “con la entrada de los grupos mixtos, el mercado ‘eco’ está muy distorsionado. Es complicado prever qué va a pasar cada semana y estamos viendo unas fluctuaciones grandes de precios, algo que no pasaba antes en el ecológico”. Desde hace un tiempo ya hay subastas en las que se comercializan frutas y hortalizas bio, pero el gran volumen que se llevan las grandes superficies o sus centrales de compra lo hacen operando directamente con las empresas y no con las subastas. En España afirma que “grandes cadenas como Alcampo o Carrefour consumen cada vez más eco”. Y lowcost como Aldi, Lidl y otras están favoreciendo que los precios sean más asequibles para el consumidor incentivando su consumo. “Antes las cadenas triplicaban el precio del eco frente al del producto convencional”.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola