Lo que todavía está pendiente…

España ha sido el primer país del mundo en firmar un acuerdo bilateral con el coloso chino para la exportación de fruta hueso.
El eco mediático ha sido importante y, por supuesto, unas negociaciones que han durado años no están exentas de reconocimiento. Bien es cierto que, a veces, la necesidad hace milagros… y la necesidad de un grande, ruso o chino era un clamor.
Cuando escribo estas líneas, sé que alguna empresa muy puntera está a punto de realizar sus primeros envíos a China. Sí, pero en avión.
Sin embargo, cuando se piensa en China, se piensa en volúmenes y éstos viajan por mar. El tiempo de tránsito de la mercancía puede alcanzar los 40 días.
La pregunta es: ¿contamos con las variedades adecuadas en melocotón y nectarina para resistir este viaje? Institutos como el IRTA y destacadas firmas obtentoras reconocen que no se ha hecho este screening de variedades al modo chileno y podría resultar complicado.
Cuando el país andino empezó a exportar a EEUU y China, tuvo que optar por eliminar más de la mitad de sus variedades listadas porque no respondían a las nuevas exigencias comerciales.
Ahora, la búsqueda de variedades con una vida útil de más de 35 días y con unos parámetros de firmeza y grados brix adecuados, se ha convertido en una necesidad a la que habría que dotar de financiación.
También es cierto que hay exportadores con una gran experiencia en largas distancias, “aunque no es lo mismo exportar ciruelas que melocotones y nectarinas.” Y también es verdad, que obtentores que trabajan a ambos lados del Atlántico, mantienen experiencias con unas poquísimas variedades, discriminadas de un elenco muy amplio, que dan buenos resultados en este viaje hacia el país mandarín.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola