Magnus F1, el futuro del espárrago

Bejo ha presentado su variedad dulce y sin hebras en Moraleda de Zafayona

El equipo de Bejo Ibérica se trasladó el pasado mes de marzo a la Vega de Granada para presentar la variedad Magnus F1, un material por el que pasa el “futuro del espárrago”. Semiprecoz, con calibres por encima de 16 milímetros y una gran calidad en lo que se refiere a cierre de yemas y morfología, cuenta con múltiples características similares a las de otras variedades presentes en el mercado. Sin embargo, hay dos aspectos que lo diferencian del resto y hacen de Magnus F1 una variedad única: por un lado, su genética 100% macho y, por otro, su sabor y ausencia de hebras, que lo enmarcan dentro del concepto ‘Sweet 4 you’ que ha creado Bejo para destacar sus variedades Premium (las mejores a nivel organoléptico).

Cuando la casa de semillas comenzó su programa de desarrollo de espárrago hace ya dos décadas apostó exclusivamente por la búsqueda de plantas 100% macho. “Aporta más precocidad, producción y uniformidad, una mayor resistencia a enfermedades y permite que no se generen bayas ni retoños, con el consiguiente ahorro en mano de obra”, explicó Rafael de Vicente, experto en Desarrollo. La planta de Magnus F1 cuenta con todas estas ventajas y su enrame alto favorece la aireación, evitando problemas como la roya. Asimismo, a la hora de desarrollar el material se optó por producirlo íntegramente en España, con el objetivo de que la variedad se adaptase totalmente al terreno.

Los productores presentes en la jornada constataron el valor diferencial del espárrago de Bejo tras la charla. “La variedad es perfecta, tanto en tamaño como en producción. La finca que hemos visto lleva solo un año, cuando pasen dos más la producción será fabulosa”, aseguró un agricultor de Chauchina a Fruit Today durante la visita a campo. Ya en la degustación posterior, los presentes terminaron de confirmar que estaban ante un espárrago único: dulce, crujiente y sin nada de hebras (incluso en la parte pegada a la base), Magnus F1 se puede comer íntegramente, incluso crudo, y deja en boca un toque delicado que recuerda a las habas y guisantes.

La única ‘pega’, su valor por encima de la media respecto a otras variedades, se ve compensada en poco tiempo. “En 7 años, sólo con el ahorro en labores de eliminación de retoños, la inversión en semilla está amortizada”. También se ahorra en insumos gracias a la alta tolerancia ante roya; y al ser muy productiva (su rendimiento a partir del tercer año es un 60% mayor que otras variedades) y también estable y homogénea en el tiempo, consigue rendimientos en fechas en las que otras flaquean.

Magnus F1 tiene aptitud para verde y blanco (es su referencia en el norte de España). Para darlo a conocer de forma más masiva, Bejo ha hecho una promoción con garras para este año y el que viene.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola