Prats: “tenemos muchos frentes abiertos”

pascual prats

Con un potencial de producción de kaki que alcanzará los 450 millones de kilos en campo (esta cifra siempre se aminora a nivel comercial), la temporada podría sumar en los mercados hasta un 40% más de volumen que en 2018-2019.

Fruit Today euromagazine habló con Pascual Prats, presidente de la Asociación Nacional del Kaki.

¿En qué momento se encuentra la producción?

La devastación de la gota fría en las comarcas del sur de la Comunidad Valenciana se ha convertido en un absoluto beneficio para los árboles de kaki que se han lavado y aumentado el calibre de sus frutos.

No debemos asustarnos en la cantidad, lo que debemos hacer es defender el precio del producto. A veces, los sindicatos nos ven como mercenarios del kaki, pero el 90% de los asociados tenemos producción propia y sabemos que el agricultor debe recibir unos ingresos mínimos. Mantenemos los mismos intereses, sobre todo en temas de plagas, como el cotonet y la mosca blanca proveniente de los cítricos, pero no contamos con los mismos productos que los cítricos para combatirlas. Esta última plaga seguro que provoca una disminución de la cosecha entorno al 10%.

¿Establecer unas normas de calidad sobre las categorías puede ser un gran beneficio para el sector?

Por supuesto. Es uno de los retos que consideramos más importante. Los supermercados, y también el consumidor final, deben entender el tema de las calidades para tener más fruta aprovechable, ya que producirla ha costado muchos litros de agua y mucha mano de obra para que al final se deseche. Todos nos llenamos la boca con el desperdicio alimentario, pero hay que empezar a actuar. Una rayita en la piel no significa que la fruta se deseche. Lo importante es que es saludable.

No queremos que la sostenibilidad y la economía circular o el desperdicio alimentario se queden en mera teoría. Hay que definir lo que es una extra, una primera, etc. Los kakis no son bolas de billar perfectas, y desde la D.O. lo están haciendo muy bien porque ya incluyen en sus imágenes pequeños defectos.

De hecho, para el tema de contenedores ya hemos llegado a un acuerdo con Fruit Audit para auditar la calidad en origen y hemos firmado un acuerdo con Lab Color para los análisis microbiológicos. Otro de los acuerdos importantes se dará en temas de economía circular ya que con los destríos del kaki conseguiremos biodiésel o biogás.

¿Existe un gran interés por abrir nuevos mercados fuera de Europa?

No tenemos miedo a exportar a mercados lejanos, pero debemos ser prudentes. Por eso también colaboramos con investigaciones en la facultad de agrónomos para estudiar más a fondo la astringencia y la conservación.

Otro de los objetivos es crear una marca única para mercados muy lejanos, ya que la marca siempre es importante y actúa como un reconocimiento de ese producto frente a otro.

Será una marca con unos estatutos de cumplimiento y las empresas no podrán entrar y salir al libre albedrío. En un mercado como India podría funcionar muy bien, y el riesgo de esta venta disminuye para cada uno de nosotros. No creo que nadie quiera tener por sí solo 200 contenedores en el mar.

Usted siempre ha expresado públicamente su disponibilidad para mantener conversaciones con la D.O. y aunar fuerzas. ¿En qué momento se encuentran?

Si el sector va bien todos iremos bien. Creo que durante este año las conversaciones avanzarán ya que muy pronto, desde el Ministerio, nos pedirán un aval con un importe considerable para sufragar los gastos de las delegaciones chinas que vengan a España a inspeccionar y conocer el producto. O lo pagamos o ese protocolo se anulará y pasará a otro producto. Este es uno de los argumentos más urgentes por el que tanto Asociafruit como Anecoop y nosotros debemos estar unidos. Cuando las autoridades chinas se decidan por uno u otro producto, o por los dos, debemos presentar este aval bancario. Es la primera condición para continuar con los trámites del protocolo chino. Por ello, estamos obligados a entendernos.

¿Está usted hablando de la creación de una Mesa Sectorial al igual que ya lo ha hecho la cereza?

Sí, por supuesto. Con Anecoop a la cabeza se presentó un estudio muy detallado de por qué debía ser el kaki el próximo producto que acepte China.

El Secretario Autonómico, Francisco Mulero, se comprometió públicamente a avanzar en esta cuestión y llegar a final de año con una Mesa formada.

Esto sería un avance definitivo. Al igual que las empresas se implican por el bien del sector, desearíamos que nuestros políticos se impliquen más con hechos. Sabemos que no lo pueden hacer económicamente por falta de recursos, pero deben poner a nuestra disposición medios, reuniones al más alto nivel, etc. Mientras no se mueva nada, seguiremos perdiendo.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola