Reto: desterrar el término ‘tropical’

aguacate gráfica

¿Comerían más aguacate los españoles si se posicionara en el lineal de frutas tradicionales?

Probablemente sí. Xavier Equihua, Managing Director de la WAO (World Avocado Organization), es un firme defensor de esta postura. “Hay que eliminar la palabra tropical y dejar de asociarla al aguacate. Es un error”, comentó a Fruit Today durante la celebración del Tropical Fruit Congress, en Macfrut. De su misma opinión es Enrique Colilles, gerente de Trops, la mayor cooperativa de aguacate en España y primera empresa europea en adherirse a la WAO. Si en lugar de ponerle el ‘apellido’ se promocionara el aguacate como lo que es, una fruta, se eliminaría la percepción de producto ‘exótico’ y los consumidores se identificarían más con él.

El marketing y la comunicación juegan un papel fundamental en la comercialización de cualquier producto. En el caso del aguacate se pueden constatar claramente, echando un vistazo a dos etapas contrapuestas. “En los años ‘80 en Estados Unidos el aguacate fue condenado porque se extendió la idea errónea de que hacía engordar”, recuerda Emiliano Escobedo, director del Hass Avocado Board. “Sin embargo, de 1980 a 2017 el volumen de ventas aumentó un 250% gracias al saludable giro de imagen del fruto”. En este cambio radical ha tenido mucho que ver la era digital. Si usted teclea ese término en Google, el buscador le ofrece 30.600.000 resultados en apenas 0,68 segundos, y si elige su versión en inglés, ‘avocado’, los resultados se multiplican hasta los 139.000.000. Las opciones culinarias de esta ‘superfood’ se cuentan por miles en Instagram. En la red social más popular del momento, hay legiones de ‘millenials’ que hacen alarde de su afán por la vida sana subiendo millones de fotos (es literal) de #avocado (8.636.864 publicaciones) o #aguacate (508.845 publicaciones). Ahí está la clave.

mapa aguacateLo que viene

El futuro del sector es más que prometedor. De 2015 a 2017 el consumo europeo experimentó un crecimiento anual del 20%. El año pasado se comercializaron 510,1 mill.kg. con una media de consumo per cápita anual de 1 kg (España está ligeramente por debajo con 0,8 kg) y picos de 2,5 kg en los países escandinavos, y la rueda sigue girando. No hay producción suficiente para tanta demanda. Y ojo, que el segmento bio pisa fuerte. El crecimiento de la venta de aguacates ecológicos es un 25% mayor que el de la fruta convencional.

Ante este panorama tan halagüeño no es de extrañar que vayan surgiendo nuevas zonas productoras que pretenden seguir la estela de la Axarquía y la Costa Tropical, como Valencia y Cádiz. Pero varias empresas del sector han confirmado a Fruit Today que es Huelva la que parece ser la más idónea por su climatología. En total, el presidente de la Asociación Española de Tropicales, José Linares, calcula que ya hay alrededor de 700 Ha de cultivo solo en la Comunidad Valenciana. Por su parte, el MAPA cifra en 346 Ha la superficie cultivada en Cádiz en 2017, y 25 en Huelva -actualmente en plena expansión con proyectos importantes como el de Onubafruit que ha plantado 200 Ha-, además de otras 4 Ha en Almería.

Fuera de nuestras fronteras crece la apuesta por el Algarve portugués (un ejemplo de ello es Trops que acaba de abrir una central en Tavira) y Marruecos, el eterno competidor de los agricultores patrios, con “30.000 Tm previstas este año y una previsión de crecimiento importante”, según Linares. A diferencia de España, los cultivos alauitas no tienen problemas de agua y es de sobra conocido que sus costes de mano de obra son sensiblemente inferiores a los de España. Si a todo ello le unimos la coincidencia en la ventana de producción, el resultado de la ecuación no puede ser otro: “muchas empresas españolas ya están allí. Compran, empaquetan y reenvían”.

Desde hace años la importación se ha vuelto básica para poder ofrecer un suministro continuo al retail porque la producción dista mucho de las necesidades de abastecimiento europeas (Linares prevé que en esta campaña los productores de la Península producirán 70.000 Tm de aguacate, además de 30.000 de mango y unas 45.000 de chirimoya). Para que las empresas españolas pudieran seguir creciendo en su zona ‘natural’ hay un enorme escollo, los problemas hídricos, que llevan años sin resolverse. Las lluvias de este año han ralentizado las obras previstas por la Administración que habrían de traspasar agua de la zona occidental a la oriental de Málaga. Y en Granada siguen también a la espera de la autorización para la conducción de la presa de Rules mientras ven cómo se tira el agua al mar o, como suelen decir los locales, “sirve para que naden los patos”. El día en que la Administración de un paso al frente, se podrían generar 15.000 puestos de trabajo.

 

 

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola