Thader Cieza profundiza en su diversificación

Carmen Salinas

Diversificar y adaptarse a los rápidos cambios que vive el sector son los desafíos de futuro de la cooperativa murciana.

La compañía, especialista por excelencia en fruta de hueso, mira con buenos ojos hacia otras producciones que complementen su calendario durante los 12 meses.

Sin olvidar la renovación de variedades de sus frutales, Thader Cieza ha hecho una fuerte apuesta por las producciones de kaki, por las de granada (Mollar, Kimdong, Accor, etc), así como por el retorno al cultivo de variedades de uva seedless. Esta transformación también incluye el mantenimiento de cultivos de menor extensión como los de pera y ciruela.

Todo ello complementa la línea principal de negocio: la fruta de hueso, cuyo volumen se sitúa en una campaña normal entorno a 24 millones de kilos, y que este año se ha adelantado casi una semana.

Respecto a las previsiones de lo que puede ser esta campaña de hueso, la gerente, Carmen Salinas, explica que “este año, el volumen se corresponderá con un año normal porque esperamos contar con los 2,5 millones de kilos de fruta que perdimos el año pasado a causa del pedrisco y que tanta falta hicieron en el mes de mayo.”

Las cosechas más tempranas entran en producción alrededor del 10 de abril con nectarinas y melocotones, para seguir con albaricoques y con las variedades más precoces de paraguayo, que conoce su punto de máximo auge en mayo.

Respecto a este último, la directiva recalca que “el desarrollo espectacular del paraguayo lo ha pagado caro el melocotón rojo, al que ha ido sustituyendo.”

Por otra parte, “aunque el paraguayo ya no mantiene la alta rentabilidad que tuvo, sigue siendo interesante para el agricultor y existen importantes líneas de investigación en marcha a través de Novamed, sociedad privada de varias entidades de la zona que sondea las variedades que mejor se adaptan al clima y suelos de la Región de Murcia”.

En el orden tecnológico, la cooperativa llevó a cabo hace 2 años una importante transformación en sus cámaras con la introducción de un método de enfriamiento a base de amoniaco. Este año, ha sido el turno de una nueva línea de calibrado que mejorará la confección.

“En Thader somos muy conscientes de que los cambios se producen con una gran celeridad y por supuesto, intentamos no quedarnos desmarcados, no solo en la elección de nuevas variedades sino con la tecnología más puntera,” explica la gerente.

Salinas se muestra muy crítica con lo que acontece en el sector: “hemos hecho todo lo que se nos ha exigido: renovación varietal, reducción de fitosanitarios y consecución de normas de calidad muy exigentes, pero no damos a la agricultura española la importancia que merece. El consumidor debería ser conocedor de estos asuntos porque si para los europeos reciclar, responsabilidad social o economía circular son temas fundamentales, no entiendo por qué se permite la entrada de producciones de países terceros que contaminan muchísimo. Estos aspectos se disipan en la mente de la distribución cuando se trata de comprar más barato en orígenes menos seguros” concluye la ejecutiva.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola