Una Europa sin fruta de verano

heladas francia fnpn

Esta será una campaña para recordar en los anales del sector ya que toda Europa vivirá un verano de extrema escasez de fruta de hueso

Prácticamente todas las regiones europeas, en diferentes fechas, se han visto afectadas por olas de frío. Algunas zonas han vivido, incluso, episodios repetidos. La fruta de pepita, con una floración avanzada, también ha sufrido, pero no con la misma intensidad.

En el momento de escribir este artículo (semana 17) no se conocían de manera oficial los aforos europeos, pero eran de sobra conocidos los daños ocasionados por las heladas.

Tanto Italia como España, los dos países que lideran la producción europea en hueso, experimentan una reducción de su cosecha no recordada en décadas. Sin embargo, ha sido Francia la que posiblemente se ha llevado la peor parte, porque aun utilizando aspersores y todos los sistemas antiheladas en la fatídica noche del 10 de abril, no logró reducir el impacto de las gélidas temperaturas. Los frutales del Valle del Ródano, del Garona, del Languedoc-Rosellón y la Provenza no resistieron el envite del frío. Los daños en todo el país han sido tan cuantiosos que el gobierno galo declaró el estado de calamidad agrícola creando un fondo de emergencia de 1.000 millones para los agricultores afectados.  Bien es cierto que Francia no representa un gran potencial productor, pero este año será difícil que cuente con volúmenes incluso para su propio mercado interior.

La afectación italiana discurrió por todo el país, de norte a sur. La bajada brusca de temperaturas que se produjo entre el 8 y el 9 de abril, afectó no solo a la fruta de hueso, sino también a kiwis y hortalizas.

En Basilicata las temperaturas bajaron a -2 grados, en la Apulia hasta -5, afectando también a almendros, viñedos y espárragos. En Campania, los registros se quedaron en -4,5 grados y Calabria, además de fuertes nevadas, registro rachas de viento muy potentes en Cosenza y Crotone.

Las heladas en España

En España, la campaña de fruta se iniciaba con unas pérdidas, que los diferentes sindicatos agrarios estimaban en un 70%. Las afectaciones más fuertes han sido para el albaricoque, que en Murcia supera el 60% de reducción en su cosecha, no solo por cuestiones climatológicas sino también agronómicas.

Aragón y Cataluña, afectadas con posterioridad, sufrieron destrozos superiores al 50% de la cosecha en las comarcas del Bajo Cinca, Baix Ebre y Segriá. Además, el albaricoque volvió a resultar malparado con pérdidas superiores al 70%.

En Aragón, la magnitud de la catástrofe indica que la producción caerá en torno a unos 200 millones de kilos y se pueden llegar a destruir hasta 3.000 puestos de trabajo directos. El frío intenso, entre los 3 y 6 grados del sábado y domingo en la semana 15, provocó daños irreversibles en numerosas fincas de Fraga, Bellver, Zaidín y Osso, donde la cosecha se hace innecesaria y se da por perdida.

La campaña en Murcia arrancó con un retraso de 9 días con respecto a lo que es habitual ya que, entre las semanas 16 y 17, el sol no hizo acto de presencia en toda la Región, “una cuestión que resulta fundamental para la fruta durante los últimos días en el árbol”, explicó Joaquín Gómez, gerente de Apoexpa.

Las zonas de cultivo más tempranas de la Región, con contadas excepciones en el interior, no han sufrido jornadas intensas de frío o hielo y sus productores mantienen un optimismo moderado con respecto a los precios.

Extremadura también registró episodios de frío durante el fin de semana de San José, que afectaron a la ciruela.

La difícil situación de los agricultores

El sector, que vive en la cuerda floja desde hace varios años, puede sufrir el remate final en esta temporada. Una nueva campaña con rentabilidades mediocres o nulas expulsará a muchos fruticultores y ahondará, más si cabe, en la crisis del sector.

Una cosecha tan corta como ésta no dará, con toda probabilidad, beneficios a los agricultores. Y llueve sobre mojado, porque 2020 fue también una campaña escasa que no quedó compensada en el precio. La presión de la gran distribución se tradujo en cotizaciones inferiores a las esperadas y el global de ingresos no fue suficiente.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola