Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Bobal F1, el primer ‘sapo’ con resistencia a N. Delhi de Syngenta

La compañía inaugura su línea ND Protected en melón y refuerza su gama de sandía blanca sin semilla con Ágata (WDL8323)

Syngenta introduce este año dos importantes novedades en su portfolio de melón y sandía. En melón piel de sapo lanzan Bobal  F1, su primera variedad con resistencia a Nueva Delhi dentro de la gama ND Protected. Y en sandía refuerzan la línea para cultivos al aire libre con Ágata (WDL8323).

Los productores de Almería han podido conocer a Bobal F1 en unas jornadas de puertas abiertas celebradas en mayo. Allí han podido conocer de primer mano la variedad, con la que Syngenta da respuesta a la necesidad de los agricultores de defenderse del virus de Nueva Delhi y otros como el oídio y pulgón.

Bobal F1 complementa a Graciano, uno de los referentes en melón piel de sapo para cultivos de invernadero. Se enmarca en trasplantes de mediados de enero a finales de marzo en Almería, y en Murcia se dirige a invernadero y al inicio de cultivos al aire libre, en trasplantes de mitad de marzo al 10 de abril, aproximadamente.

Víctor García, portfolio manager de Cucurbitáceas de Syngenta, la define como una variedad “competitiva, que destaca por su uniformidad de calibre, buen rendimiento comercial, escriturado muy bonito para el marquista y color dorado. La carne es semifirme y tiene un bocado jugoso y con un nivel alto de azúcar en línea con nuestra gama de nueva genética de piel de sapo, que se caracteriza por un sabor de larga duración y buena poscosecha”.

La planta de Bobal F1 ofrece una muy buena cobertura foliar, con sanidad de planta hasta final de ciclo y calidad de fruta. Con todo ello, la compañía pretende incentivar el consumo de piel de sapo.

“Está gustando mucho en todas las zonas (Adra, Roquetas, Balerma, Balanegra…) por su rendimiento, forma oval, muy buena comida y su buen comportamiento frente a N. Delhi”, asegura Víctor García. “El año pasado hubo más incidencia del virus en el campo y con Bobal F1 podemos asegurar la calidad del ciclo de Almería”.

El equipo de breeding trabaja en el desarrollo de más variedades con resistencia a N. Delhi que están por llegar para cubrir el segmento de aire libre. Si todo marcha según lo previsto,  lanzarán dos el año que viene para producciones de Murcia, Castilla-La Mancha y Portugal.

Refuerzo en sandía blanca sin semilla

En sandía lo nuevo es Ágata (WDL8323). Con ella amplían y refuerzan la línea de blanca sin semilla para aire libre en un segmento donde son líderes con Red Jasper (referente en invernadero y creciendo en el segmento de aire libre), Kasmira (aire libre) y Prestige (de calibre 4-5 kg para exportación), que ha crecido una “barbaridad” este año.

La variedad Ágata (WDL8323) es ideal para fechas de pleno verano hasta las plantaciones más tardías y tiene amplitud de calibre para exportacion y consumo ‘placero’ nacional.

Entre sus características cabe destacar su gran rusticidad, sanidad, sistema radicular y cobertura de planta que permite afrontar son solvencia los rigores del verano (temperaturas más exigentes y deficiencia de agua) y las condiciones más duras. Víctor García señala, además, su excelente adaptación a distintas zonas como Sevilla, Portugal, Murcia (tardío) y sobre todo Castilla-La Mancha.

“Hemos obtenido muy buenos resultados en los ensayos de los dos últimos años. La variedad tiene muy buena conservación, permite cortar por la mitad para tienda en consumo nacional y también da juego para exportar, gracias a su  poscosecha, grosor de corteza y firmeza de pulpa”.

Ágata (WDL8323) continúa la línea de sabor propia de las sandías de Syngenta. “Tenemos claro que vamos a mantener el estándar de sabor de Red Jasper y Kasmira, porque han contribuido a impulsar el consumo”.

De cara al futuro, trabajan las resistencias en el programa de sandía como una de las líneas prioritarias. “El tema de las resistencias es cada vez más importante. Desde pulgón a CGMMV. No es una tarea fácil porque, a diferencia del melón, el 98% del mercado de sandía en España es injertado (por problemas como el Fusarium) y a la hora de desarrollar materiales con resistencias, entra en juego la combinación de la variedad con el portainjerto”.

TE PODRÍA INTERESAR

Últimas noticias

Newsletter fruittoday

Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola