Dharma F1 y Mandala F1 contra el Nueva Delhi

Las variedades de HM.CLAUSE han tenido una gran acogida, y la casa de semillas trabaja ya en sumar nuevas referencias a su línea NO-ND.
clause José Miguel Reyes

Innovación vía resistencias. Es la máxima que ha seguido HM.CLAUSE a la hora de desarrollar su línea de calabacín NO-ND con resistencia al virus Nueva Delhi (ToLCNDV). El año pasado lanzaron su primer material bajo este paraguas, Dharma F1, y a él le siguió Mandala F1, con una gran acogida por parte de los clientes y unas perspectivas de crecimiento importantes. Pero no se quedarán ahí: “nuestro objetivo es incorporar variedades con resistencia a Nueva Delhi (ToLCNDV) que permitan cubrir todo el ciclo de producción”, adelanta a Fruit Today José Miguel Reyes, responsable de Marketing y Comunicación de la empresa.

Dharma F1 está recomendada para cultivos bajo plástico en Almería desde finales de julio a primeros de septiembre. La planta tiene porte abierto, entrenudos cortos y hojas horizontales al suelo que favorecen la ventilación y la entrada de luz, facilitando las labores cuando se requiere aplicación foliar. De ella destaca, además, su precocidad a la hora de entrar en producción y su elevado rendimiento, similar a su variedad líder, Victoria F1.

Por su parte, Mandala F1 se enfoca a siembras medias, durante el mes de septiembre. La planta destaca por su porte abierto con entrenudos medios, y aporta un buen nivel de producción y gran conservación.

Tanto Dharma F1 como Mandala F1 siguen la genética de calidad de HM.CLAUSE (frutos rectos, muy homogéneos, con cierre pistilar muy pequeño, color verde intenso y brillante, muy buena postcosecha) y aportan resistencias a ToLCNDV, Px y ZYMV.

En el catálogo de calabacín de la casa de semillas se pueden encontrar otros materiales interesantes como son Pietra F1 y Gaia F1. La primera está recomendada para fechas de octubre a noviembre. La planta tiene entrenudos cortos y es muy productiva, arroja frutos de forma constante. Los frutos, de color verde medio-oscuro, son muy rectos y ligeramente aristados, con flores que saltan muy bien y tienen un cierre seco que evita la pudrición.

En el caso de Gaia F1, su nuevo calabacín para invierno, la planta destaca por su vigor, entrenudos cortos y un elevado nivel de producción en condiciones de bajas temperaturas. La excelente postcosecha y la resistencia a oídio completan la ficha de esta variedad.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola