El viento provoca daños en cultivos de frutos rojos, cítricos y caquis de Huelva

daños viento cartaya alcaldesa visita finca foto ayto cartaya

Cuando todo parecía indicar que empezaba a remitir la intensidad de los sucesivos temporales que recorren estos días la provincia de Huelva, de repente, y casi sin avisar, una manga de viento huracanado causó el pasado viernes auténticos estragos en varios puntos de la costa occidental, especialmente al norte del término municipal de Cartaya y en el casco urbano de Ayamonte.

El fenómeno meteorológico, que según testigos presenciales entró desde el océano por las costas de Isla Cristina y Ayamonte aproximadamente a las 15:00 horas, arrasó todo lo que se interpuso en su camino, sobre todo invernaderos agrícolas, mobiliario urbano, árboles, muros, y alguna que otra techumbre.

«Fue como si, de repente, se hubiese hecho de noche», coincidieron en señalar a Huelva Información vecinos y agricultores de las zonas más afectadas, los cuales bien entrada la tarde de ayer aún no salían de su asombro dada la fuerza del viento y la intensidad del aguacero y aparato eléctrico que trajo consigo el fenómeno, a pesar de que su duración se redujo a apenas unos pocos minutos.

Los peores daños se registraron al noroeste del término de Cartaya, concretamente en numerosas fincas agrícolas de la zona de Valdeflores. Allí la fuerza del viento arrasó plásticos y plantaciones de frutos rojos, cítricos y caquis, y retorció estructuras de invernaderos.

David Díaz Rodríguez, uno de los agricultores cartayeros más afectados, relató a este rotativo que el fenómeno arrasó solo en su finca más de tres hectáreas de plantaciones de fresa, arándano y frambuesa, además de levantar la techumbre de una cuadra y de llevarse todo lo que se interpuso en su camino. Una cuadrilla de trabajadores se afanó durante toda la tarde en retirar los plásticos que habían quedado tendidos sobre las plantas «para evitar más daños a éstas», a lo que añadió que otra de sus parcelas arrasadas estaba «totalmente preparada para ser mañana plantada de frambuesas».

«Empezamos bien la campaña», se lamentó resignado. «Pero así es el campo, e intentaremos sobreponernos lo antes posible de este duro golpe», añadió con moderado optimismo.

Fuente: Huelva Información

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola