Grufesa reduce hasta en un 50% el uso de plástico en sus invernaderos

El grueso de sus socios ha completado la sustitución de las tradicionales cubiertas de 600 galgas de espesor por las de 360 de un innovador material.
grufesa_campos_pantalla

Grufesa, firma de Moguer (Huelva) productora y comercializadora de frutos rojos, ha reducido en los últimos años casi en un 50% el uso de plástico en las cubiertas de sus invernaderos, cumpliendo así con su compromiso con la sostenibilidad medioambiental, uno de los pilares sobre los que asienta su modelo productivo.

La compañía moguereña ha conseguido reducir casi a la mitad el uso de plástico gracias a un innovador compuesto comercializado por una empresa onubense y especialmente concebido para los frutos rojos, que ha reducido su grosor desde las tradicionales 600 galgas hasta las 360.

Así, si para cubrir una hectárea de fresas con una cubierta de invernadero tradicional de 600 galgas se necesitan alrededor de 2.000 kilos de plástico, con el de este innovador material se requieren sólo alrededor de 1.000 gracias a su inferior espesor, lo que supone un ahorro de casi un 50%.

Este nuevo material ofrece las mismas prestaciones y la misma cobertura para el cultivo de frutos rojos que el tradicional pero con un 50% menos de uso de material plástico y con la garantía mínima dos campañas agrícolas.

La progresiva adaptación de sus invernaderos al uso de este nuevo plástico, que ya emplea el grueso de sus socios, responde a la decidida apuesta de Grufesa por la sostenibilidad, a la que orienta programas de innovación y calidad inmersos en la cadena productiva, así como los avances que continuamente va incorporando en la consolidación de una estrategia y modelo empresariales hacia una forma de producir totalmente natural y sostenible.

Refuerza así su garantía de una fruta única, fresca, sana y natural bajo los más estrictos parámetros de seguridad y salud alimentarias gracias a una forma de producir respetuosa con la conservación y protección de los recursos naturales y el entorno social en que desarrolla su actividad.

Grufesa, integrada por 41 socios y con más de 450 hectáreas de cultivo, comercializa sus productos en más de 20 países europeos, incluyendo España, además de realizar envíos puntuales a Oriente Medio. El 90% de sus ventas las destina al mercado exterior, donde ha evolucionado y consolidado su línea de negocio e imagen de marca adaptándose la exigente demanda de frutos rojos y satisfacción de nuevas experiencias de consumo, así como diversificando su producción mediante la incorporación de nuevos productos para abrir nuevas líneas de negocio.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola