La inflación impulsa la marca blanca

La crisis económica provoca que los consumidores se decanten en un 75% de los casos por la marca de distribuidor en la categoría de IV y V Gama
cuarta gama procesados lechuga

Tres de cada cuatro productos de IV y V gama que se compran en España son de marca blanca.
En 2021 la marca de distribuidor pisó el acelerador, y cerró el año con un +11,9% en volumen y un +13,3% en valor, según datos de IRI. La ‘culpa’ la tiene la coyuntura económica. La inflación no deja tranquilo el bolsillo del consumidor y preocupa a los productores (que sufren un importante aumento de gastos) y a la distribución, que ya revisa categoría por categoría sus lineales para optimizar gastos.

Pese a todo, la IV y V Gama siguen sumando adeptos. Las ensaladas completas y las bolsas monovarietales de hoja siguen liderando la IV Gama en términos de valor, con casi un 54% de los 650 millones de euros que representó en 2021 este mercado en España, creciendo casi un 12% en valor. Más estable la V Gama, que experimentó un ligero descenso (-4%) respecto al ejercicio anterior.

Por referencias (ensaladas aparte), los monovarietales como la calabaza troceada llegaron para quedarse, el guacamole es ya más que habitual en los frigoríficos de los consumidores, y productos como el tomate rallado y los microondables ganan cada vez más presencia en los lineales. Sin olvidar otros como el gazpacho y el salmorejo, más estacionales, que crecen bajo la premisa del origen nacional. Es el caso de ALDI, con un incremento en las ventas de su gazpacho y salmorejo de un 13,5% hasta junio.

Los productores se afanan en reinventarse y en dar una vuelta a la categoría para atraer al consumidor a golpe de innovación y tendencias. Como La Unión, que de la mano de Nice Tech ha desarrollado un revolucionario sistema de congelación a caballo entre la III y la IV Gama que mantiene la estructura molecular de frutas y hortalizas de modo que, al descongelarse, las mantiene con todas sus propiedades nutritivas y organolépticas intactas. O como Cooperativa La Palma, que desarrolla nuevos productos para su V Gama Premium como hamburguesas veggie y ‘tunato’, apelando a los consumidores que optan por una alimentación plant-based (pueden ver el reportaje completo en este mismo número).

Las alianzas entre empresas son otra de las modalidades al alza para ganar en competitividad. Un ejemplo claro es el partenariado entre Primaflor y Grupo La Caña, que este año han sellado una alianza para fabricar de forma conjunta guacamole, gazpacho, salmorejo o tomate rallado, entre otros, y para desarrollar nuevos productos saludables y de gran valor añadido.

En este periplo los fabricantes deben tratar de alcanzar el delicado equilibrio que les permita hacer frente al aumento de costes (packaging ‘verde’ incluido), ofreciendo un precio que al consumidor le parezca ‘justo’, y al mismo tiempo sin descuidar su marca, porque los retailers se han puesto las ‘pilas’ en lo que a imagen y surtido se refiere.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola