Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

La revolución del tomate: burger veggies y ‘tunato’

Cooperativa La Palma da una vuelta de tuerca a su apuesta por la diversificación con una línea plant-based que amplía su V Gama Premium.
hamburguesa de tomate cherry

Cooperativa La Palma se acerca a una fecha muy señalada. En 2023 cumplirá 50 años. Una cifra redonda y a la que llega con fuerza y vitalidad, manteniendo su estatus de mayor productora de tomate cherry y tomate de especialidad de Europa, y con una firme apuesta por la diversificación. Prueba de ello son los nuevos proyectos con los que Cooperativa La Palma se suma a la vanguardia de la innovación y se adentra de lleno en las tendencias alimentarias que hoy se están asentando y que determinarán el futuro.

De la mano de Pedro Ruiz, presidente de Cooperativa La Palma, Fruit Today ha podido recorrer las instalaciones de esta cooperativa, un modelo a seguir, como muestra el galardón que recibió recientemente a Premio Cooperativa del Año en la VI edición de los Premios de Cooperativas Agro-alimentarias de España.

Visitamos las sucesivas ampliaciones que ha ido haciendo la empresa (1992, 1998 y 2010); el corazón logístico de la compañía, desde donde monitorizan y coordinan la salida de unos 70 millones de kilos de productos, más de 100 referencias en multitud de confecciones; el laboratorio especializado en análisis Microbiológico y Físico-Químico que realiza más de 11.000 analíticas al año; las oficinas donde tratan de agilizar al máximo la decisiones y su puesta en marcha; el ‘pulmón’ de La Palma, la sala donde se celebran las asambleas con los socios; y por último, asistimos a la colocación de la primera piedra (en realidad, primera viga) del que será su nueva nave de I+D para IV y V Gama, y que estará lista en octubre.

La línea de V Gama Premium se inauguró con el Gazpacho de Cherry, Salmorejo y la Crema de Verduras con tomate asurcado marrón Primora® y ahora da un salto hacia delante con toda una gama de productos plant-based. “Estamos muy ilusionados con este proyecto. Las frutas y hortalizas tienen múltiples propiedades nutricionales, pero carecen de proteína, y estamos adquiriendo conocimiento para plantar cultivos de proteína vegetal que usaremos”.

El objetivo es valorizar sus frutas y hortalizas, una “materia prima excepcional”, al tiempo que combaten el desperdicio alimentario (al transformarlos alargan la vida de los frescos, que tienen unos 14 días de media).

En su actual laboratorio de I+D, la antesala del nuevo laboratorio de 300 m2 que se ubicará en las futura nave de IV y V Gama, han desarrollado hamburguesas veganas de tomate cherry y de minipimiento enriquecidas con proteína de guisante. También el ‘tunato’ Mimic, un sustituto del atún a base de tomate pera, ideal para elaboraciones como sushi, poké y tartar veggie. Y una línea de untables de larga vida (36 meses) en formato mini.

En una línea más tradicional, tienen conservas vegetales de tomate cherry y pera con aderezos aromáticos, y una gama de productos deshidratados (tomate, pimiento), perfectos para aderezar y potenciar distintas elaboraciones.

Todos ellos se comercializan con la marca La Parcela y la imagen de agricultores de la cooperativa. Esta elección es fiel reflejo de su modelo, pegado al productor y al campo, y trata de transmitir su respeto por la tierra y las buenas prácticas, como el uso de energías renovables y optimización de la gestión hídrica para tener el mínimo desperdicio de agua posible.

De cara al futuro, ya investigan otros productos con el reto de cubrir nuevas necesidades nutricionales, orientados hacia una dieta equilibrada y hacia grupos poblaciones con necesidades específicas.

De momento, los productos se pueden comprar a través de su tienda online, www.tienda.granadalapalma.com y en las propias instalaciones de la cooperativa. Además, están en conversaciones con empresas de la distribución para ampliar la red de venta.

Foco en la especialización

La gama de procesados se une a sus frescos, con el tomate cherry como bandera, y especialidades como el exitoso Adora®, Primora®, el tomate morado Murice® (rico en antocianos) y Amela ®, con el que han marcado un nuevo hito en su trayectoria innovadora al ganar el premio más prestigioso del sector hortofrutícola mundial, el Fruit Logistica Innovation Gold Award 2022 (FLIA). Anteriormente fue galardonado con el Premio Europeo al Sabor “Superior Taste Award” 3 Estrellas de Oro, otorgado por el prestigioso International Taste Institute (Bruselas).

Ofrecen también un amplio surtido de minivegetales (mini pimiento, mini pepino), verduras exóticas como la berenjena japonesa, especialidades como el melón mini y una producción creciente de subtropicales (chirimoya, aguacate, pitahaya, mango, entre otros).

Con 800 hectáreas de cultivos, el volumen de producción de la cooperativa supera las 70.000 toneladas de frutas y hortalizas con una facturación de 140 millones de euros.

Sostenibilidad

La sostenibilidad es un pilar sobre el que se asienta el trabajo diario de La Palma. En 2011, tras la crisis de la E.coli, la empresa impulsó el control biológico. Incentivaron políticas sostenibles con una inversión de un millón de euros y actualmente llevan a cabo la suelta de 350 millones insectos auxiliares al año que contribuye a crear una fauna en el entorno muy beneficiosa.

En 2013 ayudaron a sus agricultores a poner calefacción en sus invernaderos para competir con Holanda, y ahora mismo tienen 200 ha con más de 400 equipos de calefacción a partir del uso de un subproducto natural, el hueso de aceituna. “En los últimos años hemos gastado 15 millones de kilos de hueso de aceituna que equivalen a 5 millones de litros de gasoil”.

En 2014 comenzaron a recoger plásticos de sus agricultores y los derivan a una planta gallega, Sogapol, donde valorizan los restos plásticos, generando polímeros de segunda generación. “Se usan para el pavimento de las carreteras, balsas de riesgos, etc”.

Respecto a la huella hídrica, el reto que más les preocupa actualmente, están tomando medidas para optimizar al máximo la gestión del agua, poniendo sensores. “Nos queda aproximadamente un 20%. Hemos hecho un paquete de ayudas para los agricultores y pretendemos alcanzar el 100% de las fincas en dos o tres años”.

Para minimizar la huella de carbono, han instalado paneles fotovoltaicos en la cubierta. “Hemos contratado 2 megavatios y sumaremos uno más en los próximos meses, con la idea de que todo el excedente energético se destine a las explotaciones de los agricultores y lo utilicen para riego, manipulado y otras tareas. Tenemos 3.400 horas de sol y queremos aprovecharlo”. Asimismo, están en contacto con certificadoras para obtener un sello verde que certifique las buenas prácticas de esta iniciativa y distinga a sus productos.

TE PODRÍA INTERESAR

Últimas noticias

Newsletter fruittoday

Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola