«No es momento de especular, los precios que hay se compensan por la subida de costes»

VIDEO CECILIO

En una nueva entrega de COVID-19: Diálogos con… Fruit Today habla con Cecilio Peregrín, director corporativo de Primaflor, que habla de las dificultades que ha impuesto el coronavirus y el escenario que debería dibujarse en precios tras la crisis sanitaria.

Transcripción.

Virginia Hernández: Buenos días, Cecilio. Para los espectadores. Hoy hablamos con Cecilio Peregrín, director Corporativo de Primaflor. Es uno de los empresarios almerienses más reconocidos, y está al frente de una empresa familiar que ha logrado posicionarse como uno de los grandes referentes del sector sin perder ese carácter cercano que les caracteriza.   

En primer lugar, Cecilio, ¿cómo te encuentras?

Cecilio Peregrín: Bien, gracias a Dios, todos muy bien. La familia bien, en la empresa de momento todos muy bien porque estamos siguiendo los protocolos de seguridad. Por encima de los que se exigían en cada momento. Tocaremos madera, pero por el momento todos bien. Trabajando.

VH: Desde que comenzó la crisis hemos visto cómo han variado los hábitos de consumo. Se pasó de compras compulsivas a un cierto retraimiento en la demanda de productos que el consumidor no percibe como básicos o de primera necesidad…  En vuestro caso, ¿cómo está afectando, tanto a nivel nacional como internacional, esta situación?

CP: Para nosotros, el mercado más importante que tenemos es el español, partimos de esa base. Entonces, lo que sí hemos visto es que el producto en fresco, en pieza, se ha mantenido bastante, incluso ha crecido, tanto a nivel nacional como exportación.

En la IV gama, sí que es cierto que al principio vimos un crecimiento de la demanda muy grande, durante las dos primeras semanas, luego se ha estabilizado, bajó un poco y estuvo en volúmenes normales. Donde ha crecido la demanda es en las piezas.

VH: ¿Quizás porque la gente tiene ahora más tiempo de cocinar…? 

CP: Yo creo que también los hábitos de consumo para ciertas cosas, como son los tipos de bolsa, los hacen mucho más en el trabajo, no tanto en casa.

Las ensaladas sí te las llevas a casa para compartir. Sí ha habido un trasvase de una parte a otra. Evidentemente, las frecuencias de compra han bajado muchísimo porque no podemos salir y todos procuramos hacer una compra a la semana.

Al final te llevas a casa lo que vas a necesitar. Sí tienes más tiempo para cocinar y todos hemos desempolvado el delantal y nos hemos puesto muy cocinillas con tutoriales.

Para nosotros, afortunadamente, la caída no ha sido grande. Tenemos un compromiso con nuestros trabajadores. Tenemos que hacer un gran homenaje a nuestros equipos, a la gente por el compromiso que están demostrando, no solo hacia la empresa sino también hacia la sociedad. Están viniendo todos a trabajar, no tenemos prácticamente absentismo o es muy limitado. Cuando la gente no se encuentra bien, lo dice y está unos días en casa por si se han ‘destemplado’, que decimos en esta zona o si es algo más.

El compromiso que está demostrando nuestra gente con la empresa, con Primaflor, con todos… tú comentabas que éramos una empresa familiar y es que seguimos siendo familia. No nos dejan de sorprender nuestros trabajadores.

Volviendo a lo de antes, el consumo sí que es cierto que en supermercados no ha bajado, está a ritmos normales o ha subido un poco en algunos casos.

VH: ¿Qué ha supuesto el cierre del canal Horeca en la línea de IV-V gama? Para vosotros es importante.

CP: Ya te puedes imaginar. Es un canal lo suficientemente importante para nosotros. Estaríamos hablando entre un 25-30% depende de la época del año, que se ha parado totalmente. Y desgraciadamente, lo último que va a retomar la actividad va a ser el ocio. Todas las previsiones que teníamos de cara al verano de grandes consumos de restauración, se están viendo afectadas. Ya reaccionamos en su momento para ajustar los programas y no encontrarnos con una sobreproducción, pero es algo que hace daño pero que afortunadamente, la diversificación nos hace aguantar el tirón perfectamente.

VH: Me estoy acordando de una entrevista que tuvimos a finales de año, a principio de campaña en la que comentabas que la campaña de exportación se había adelantado, lo que derivó en un aumento de precios en el mercado libre. Pero ya entonces me decías que no había que lanzar campanas al vuelo, que “la campaña es muy larga”. Estamos viendo que están pasando cosas y no menores…

¿En precios? ¿A vosotros esta crisis cómo os está afectando?

CP: Yo creo que también hay una parte de compromiso grande. Yo creo que el sector está demostrando, independientemente del soporte que le está dando a la sociedad, que no hay un aspecto especulativo en nuestro trabajo. En los precios, sí hemos tenido nuestros altos y bajos. Ahora mismo, en esta situación, son unos precios razonables. Hay que tener en cuenta que nuestros costes de producción se han disparado. Si nosotros antes necesitábamos un autobús para trasladas a un equipo, ahora necesitamos 3. Esto es el triple de dinero en transporte de personal. Estamos guardando las distancias de seguridad tanto en campo como en almacén, eso hace que hay que emplear mucha más gente, lo que hace que las productividades no sean las que tienen que ser. Seguramente, la subida en precios que ha habido se compensa con la subida de costes. La gente con la que tenemos precios anuales, pues se mantiene, con el diferencial del precio del transporte…

Nosotros, en Primaflor, pensamos que no es el momento de especular. No lo hemos hecho nunca, no lo hacemos ahora. Y, mucho menos, cuando la sociedad lo que demanda ahora no son movimientos especulativos sino tener acceso a todo lo que está haciendo el sector primario, entre otros, con toda la problemática que tenemos, que es mantener el abastecimiento a nosotros mismos.

Yo siempre digo, me lo habrás escuchado en alguna ocasión, que nos gusta pensar como consumidores. Cuando uno va a la tienda, y está acostumbrado a comprar una lechuga, pues lo que quiere es encontrarse con esa lechuga a un precio razonable. Y eso es algo que tendremos que plantearnos de cara al futuro.

VH: En estas circunstancias, ¿seguís adelante con los proyectos y lanzamientos que teníais previstos? ¿Cómo estáis abordando ese tema? Porque últimamente estáis innovando mucho.

CP: Digamos que los proyectos siguen. Quizás no sea ahora el momento de lanzarlos, pero nosotros no dejamos nunca de trabajar. Ni dejamos de pensar, porque siempre le estamos dando vueltas a la cabeza para ver cómo podemos mejorar, cómo podemos hacerle la vida más fácil y más gustosa a los clientes, a nosotros mismos.

Quizás no sea el momento de los lanzamientos, tendremos que esperar. Vamos a esperar a ver cuándo salimos de esto, que esperemos sea más pronto que tarde. Y, sobre todo, vamos a esperar a ver las consecuencias que, para todos, para la sociedad en general, está teniendo esta pandemia.

Seguimos, pero en lugar de lanzarlo en el mes de abril que teníamos previsto, nos esperaremos a que podamos.

VH: ¿Se puede avanzar por dónde irán esas novedades?

CP: Los lanzamientos que hemos hecho últimamente de los ‘Pilla & Pica’, irá por ahí. Con un punto más de hacer la vida confortable, con productos con un valor nutricional muy adecuado y, sobre todo, que estén ricos.

VH: Y ya la última pregunta para ir cerrando. Este martes el Ministro de Agricultura anunció medidas para contrarrestar la falta de mano de obra. ¿En vuestro caso habéis tenido problemas de escasez de operarios? Antes me comentabas que la plantilla fija está al pie del cañón. ¿Cómo os afecta?

CP: A nosotros no nos afecta. Nuestra campaña son las 52 semanas, no son campañas de temporada. Podemos tener un volumen más alto durante la época de exportación, a la que le queda el mes de abril y quizás una o dos de mayo. Históricamente sí que hemos adecuado los volúmenes de gente a las producciones. Cuando llega el verano, que bajamos la producción, porque la exportación se acaba, pues lógicamente, necesitamos menos personal. En los últimos años no tenemos mucho movimiento de personal, suele ser la misma gente y que está acostumbrada a nosotros. Sobre todo, cuando baja el volumen, procuramos utilizar a los que llevan más tiempo.

Compañeros que tenemos del sector, tanto de Almería como de Murcia, comentan que, para la campaña de fruta de hueso, o para la de melón y sandía, o para la de los ajos, cebolla, patata, se necesita una cantidad de gente muy importante.

En principio, la música no suena mal, pero la letra habrá que verla. Vamos a ver si saben, si pueden, si quieren. Todo es difícil de encajar. La idea no parece mala, pero luego habrá que ver la letra pequeña.

Evidentemente, las cosas van a cambiar mucho y tendremos que plantearlas todos de manera diferente.

El otro día oí a mi amigo Enrique Colilles (director general de Trops) decir que la salida de esto no la podemos hacer bajando precios. Creo que tenemos que poner en valor todo el esfuerzo que estamos haciendo y, que tendremos que, en un futuro, saber diferenciar si queremos irnos a un sitio raro de vacaciones o pagar un precio justo por las cosas. Un precio justo, no pedimos nada más que un precio justo. Este sector estamos demostrando de lo que somos capaces, el compromiso que tenemos con la sociedad y esperemos que el tiempo nos dé la razón.

VH: Seguro que sí. Muchas gracias por tu tiempo Cecilio. Espero que nos veamos pronto en otra entrevista y ya sin Skype por medio. Muchas gracias.

CP: Cuidaros mucho.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola