A Fondo: Ricardo Menoyo, CEO de Agroatlas

Ricardo Menoyo

“Algunos desvían la atención de su incapacidad echando la culpa a Marruecos”

Durante las manifestaciones de #AgricultoresAlLímite se criticó duramente la entrada de producto de países terceros a España, así como a empresas españolas que operan en Marruecos. En Fruit Today hemos querido conocer la visión de la otra parte y hemos hablado con Agroatlas, especializada en judía verde y asentada en Agadir, a través de su filial Nature Growers. Entre 2014-2017, la compañía creció un 128% y acaba de firmar un acuerdo con el Fondo Santander Smart, que aportará 3 millones de euros de financiación a su plan de expansión.

A menudo se critica la ‘competencia desleal’ de terceros. ¿Qué les diría?

Hablando solo de las grandes empresas exportadoras de Marruecos que trabajan con supermercados, les diría que, o bien hay un desconocimiento enorme sobre el funcionamiento agrícola de Marruecos, o mala intención, diciendo mentiras que cuando se repiten mucho parecen verdades, todo porque algunos quieren desviar la atención de su propia incapacidad echando la culpa a terceros. A ver, ¿qué se entiende por competencia desleal? Nos hablan de tres temas: laboral, seguridad alimentaria y controles aduaneros.

LABORAL. A las empresas que trabajamos con supermercados se nos exigen los mismos requisitos que a cualquier empresa europea. Cotizamos a la Seguridad Social (la CNSS) y todos reciben sus nóminas y salarios fijados legalmente; nosotros incluso pagamos más de lo que indica la ley. Es cierto que los salarios son mucho más bajos (acorde a los costes de vida en el país) pero cumplimos la ley. El año pasado recibimos 11 visitas y controles de diferentes inspectores de trabajo. Por ejemplo, hemos aprobado, con muy buena nota, las auditorias sociales SMETA y BSCI.

PRODUCTO. Cada camión pasa un control de agentes del Gobierno para exportaciones. Tenemos numerosas certificaciones (Grasp, BRC, IFS Food, IFS Broker) y la última GLOBAL GAP, cuya propia organización se personó para auditarnos, y la pasamos con nota.

El año pasado nos gastamos más de 60.000 € en análisis de productos al comienzo, mitad y final de cada ciclo. Esto nos hace no sólo respetar los EU LMR sino en el caso de ciertos supermercados, trabajar al 50% de los LMR.

ADUANAS. Se dice que no hay controles, pero en realidad, además de los propios de Marruecos, tenemos el control de Sanidad en la Aduana española, donde se cotejan y controlan los productos que van en cada camión. Decir lo contrario es, o bien desconocer cómo funcionan las cosas o tratar de engañar a la gente a propósito contando mentiras para no reconocer problemas propios.

Cuénteme brevemente su historia empresarial

Después de trabajar más de 25 años en el sector decidí emprender por mi cuenta. La idea era formar una comercializadora procurando cubrir los extremos de la cadena. Nuestro producto premium es la judía redonda y nos hacían falta muchas hectáreas, mucho personal y precios razonables para competir con otros países productores. Encontramos unas fincas en Agadir (Marruecos) y fundamos Nature Growers (100% de nuestra familia). En la actualidad tenemos 12 personas en Agroatlas para administración, y 2.000 en Nature Growers, llegando en picos de campaña a 3.000.

¿Qué volumen producen y comercializan?

Este año estimamos terminar con una producción de 12 millones de kilos, el 85% es judía redonda. Cada día confeccionamos más de 150.000 bolsas de judía, desde 50 gr. hasta 800 gr. El 80% es producción propia, el resto son acuerdos anuales con productores locales a un precio fijo. La próxima campaña contaremos con 500 ha en Agadir y alrededores. Tenemos varias inversiones en marcha, como la implantación de 91 ha de judía biológica.

¿Qué porcentaje de su volumen se exporta y cuánto se queda en España?

Nuestra producción sólo entra en España a través de Mercadona. El resto va directamente a supermercados como Albert Heijn, Delaizhe, Coop Suiza, Tesco, Kaufland, Lidl UK, Aldi, Asda, Coop, Países Nórdicos y otros. El próximo reto es llegar a países fuera de la UE.

En España la producción de judía prácticamente ha desaparecido, ¿cree que podría revertirse esa situación?

El suministro a minoristas sí puede darse desde Almería, pero, por ejemplo, sería imposible llegar a las grandes cadenas. La judía redonda está en manos de grandes empresas holandesas, francesas, egipcias y marroquíes con precios bajos. Para competir hay que estar en sus zonas de cultivo tanto por cantidad de hectáreas como por cantidad y coste de mano de obra.

¿Hay facilidades para crear una empresa en Marruecos?

Sí. Es relativamente fácil. La burocracia es similar a la de España. No es necesario tener un socio local como muchos creen. Lo más difícil es inculcar el espíritu de organización y seguimiento de normas que debe darse en una empresa. Luego hay temas culturales y de costumbres que poco a poco se van ajustando. Algo que tenía muy claro cuando inicié esta andadura es que no podía pretender cambiar a las personas. Soy yo el que voy a un país diferente.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola