El consumidor de melón en invierno

Frente a la pérdida de consumo en la etapa estival, el melón Piel de Sapo de importación invernal vive desde hace siete años su propia revolución en los lineales.

Aproximadamente, se calculan unas 2.500 hectáreas cultivadas por operadores españoles entre Brasil y Senegal. Su producción se consume desde los meses de diciembre a marzo y abril. Según Maestre, estas hectáreas se aproximan a una producción de 80.000.000 de kilos.

Con este dato en la mano debe diferenciarse el consumo de melón en verano, cuya demanda está estabilizada (8,4 kilos per cápita), del consumo invernal que ha alcanzado en poco tiempo los 2 kilos per cápita.

“Es cierto que el consumo estival de melón está estancado, pero se ha abierto un nuevo nicho de mercado con las importaciones de Piel de Sapo durante el invierno,” explica uno de los importadores más destacados del sector.

En referencia a si la sandía podría tener idéntica evolución, Maestre explica que “la sandía está muy arraigada a un consumo muy estival porque es muy refrescante y su genética no viaja tan bien como la del melón. Sin embargo, esto no quiere decir que en el futuro no pueda producirse un hecho similar a las importaciones de melón.”

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola