El consumo local de manzana cala en la sociedad

Aunque rezagados de lo que es una tendencia en Europa, supermercados y consumidores son cada día más conscientes de un consumo socialmente más responsable: la proximidad

La distribución española ya se ha hecho eco de esta necesidad y distingue convenientemente el producto en el lineal. La pasada campaña de manzana sirvió como acicate a esta sensata tendencia.

Fruit Today euromagazine entrevistó a Llorenç Frígola, presidente de la IGP Poma de Girona, para hablar de éstas y otras cuestiones.

¿Nos aproximamos a una batalla campal por el mercado español?

Está claro que el mercado español de la manzana está en una etapa de alta competencia, donde hay una presencia clara de producto de importación, especialmente de manzana italiana. Y en el cual nosotros también tenemos que competir para posicionarnos.

Nuestros competidores italianos han sabido introducirse muy bien en el mercado español con sus estrategias de publicidad, si bien es verdad que tienen un volumen de producción muy superior.

¿Por qué consumir lo que se produce a 1.000 kilómetros de distancia si se puede producir local?

No existe razón alguna de peso para hacerlo y, de hecho, en Europa hace mucho tiempo que las producciones locales son especialmente vulnerables a la atención del consumidor, e incluso a un precio mayor se compran. Este no es el caso de la manzana española. Lo que sí existen son razones de responsabilidad social para consumir producto de proximidad, que es el que reporta beneficios y paga impuestos en el entorno más cercano. En este sentido, Francia es un auténtico ejemplo de soberanía alimentaria. Además, tenemos que explicarle al consumidor que la manzana de Girona, a parte de ser un producto de gran calidad, está vinculada a un sistema de producción sostenible y respetuoso tanto con el medioambiente como con las personas.

Todos somos responsables del cambio climático. Por fin, nos damos cuenta del problema de los plásticos, de la huella hídrica, de la huella de carbón y muchos otros temas.

Esta situación de excepcionalidad en la que Italia tuvo un 30% menos de producción, ¿puede haber ejercido una influencia favorable para acostumbrar al consumidor en el gusto por lo nuestro?

Sin duda, esta ha sido una campaña satisfactoria, y, de hecho, todas deberían ser así para que los productores puedan renovar, invertir y mantenerse al día. Los resultados han permitido poder liquidar al agricultor a precios superiores a años anteriores. No es nada excepcional, pero es una buena noticia. Sin embargo, estamos todavía por debajo de Francia, mercado muy proteccionista de sus producciones.

¿Se creen ustedes el relato de lo local o lo hacen suyo porque les favorece?

Evidentemente nos favorece, pero también es una evidencia que la sociedad debe empezar a cambiar, y lo está haciendo, siendo consciente sobre la huella de carbono que genera la importación de productos cuando simultáneamente están disponibles los que se producen localmente. Además, como ya he comentado, en concreto la manzana de Girona trabaja con sistemas de producción sostenibles, respetuosos y certificados, ofreciendo un producto seguro y de calidad garantizada.

¿Las previsiones catalanas para Girona no presentan grandes vaivenes?

En absoluto, los volúmenes iniciales indican un -1%, pero se podría convertir en un +1. En líneas generales, tenemos una producción sostenida ya que nuestras producciones se dan a nivel del mar, cerca del Mediterráneo. No tenemos problemas de frío en la floración. Es una producción confiable, segura y regular.

Llegamos a unas condiciones de mercado con las cámaras vacías de manzanas. En este contexto, ¿los precios deberían mantenerse?

En principio sí. La globalización tiene vasos comunicantes y lo que ocurra en China, Polonia o Alemania nos afectará. Independientemente de este factor, yo alerto sobre el inconveniente que se produce cuando los clientes tardan en bajar el precio de la manzana y por este efecto -el precio caro- se compra menos producto; después de cuatro o cinco meses nos acordamos de que los stocks están altos porque hemos repercutido tarde los precios.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola