El hueso buscará el equilibrio entre oferta y demanda

Fruta de Hueso de Murcia_melocoton

La campaña de fruta de hueso, de suma importancia para el sector hortofrutícola español por su elevada facturación, se prepara para conseguir el equilibrio entre oferta y demanda.

Adelantándose a los acontecimientos, operadores y patronal, bucean entre diversas fórmulas que permitan transitar y acabar con una campaña satisfactoria.

A los problemas clásicos de cualquier campaña (meteorología, calidades, calibres, etc.) se suma, este año, la situación de incerteza geopolítica que implica la guerra en Ucrania.

Cuando faltan pocos días para que España empiece a cosechar la primera fruta de hueso, el sector se enfrenta de lleno y desde su inicio, a un escenario comercial muy diferente al que históricamente conocía. Por este motivo, y también para poder repercutir en la distribución el aumento de costes, ya se trabaja en medidas de gestión de mercados que equilibren la oferta y la demanda.

El sector y la patronal española estudian medidas como las que ya se llevaron a cabo en 2014 a raíz del veto ruso. “Se tomarán con anticipación para que los mercados no se vean distorsionados y la campaña transcurra con la mayor normalidad posible”, explica José María Pozancos, director de Fepex.

El ejecutivo declara que “cuando el mercado está equilibrado se repercuten los costes porque todo el mundo tiene necesidad de comprar y vender. Un ejemplo muy reciente lo constituye lo que ha sucedido con el tomate en esta temporada.”

En cualquier caso, “desde Fepex estamos muy atentos a las diversas variables: cómo serán las campañas de los países productores europeos, cómo transcurrirán los movimientos de mercancía en terceros países, en especial Turquía y Egipto, cómo será el comportamiento de los consumidores en una economía de crisis y finalmente, cómo buscar un modelo para que el sector pueda repercutir el fuerte incremento de costes.”

Por todas estas circunstancias, la única solución pasa por equilibrar la oferta y la demanda a través de las medidas de gestión de mercado, donde la retirada es una de las medidas más eficaces y con un alcance que no se quede solo en las Organizaciones de Productores, para obtener mayor eficacia.

La oferta española de hueso cuenta con un entramado empresarial muy atomizado y se pretende evitar una guerra de guerrillas en los precios. Ocurre muy frecuentemente que se vende a pérdidas “porque resulta más rentable perder el 20% que el 100% de la producción. La necesidad puede ahogar a las compañías. Por eso, desde Fepex, insistimos en una Ley de La Cadena en que los costes se imputarán por el conjunto de la campaña y no por transacción.”

En este mismo sentido, Joaquín Gómez, gerente de Apoexpa, matiza que debería estar más que claro que se debe ajustar la oferta a la demanda. “Si hay que destruir producto o destinarlo a los animales, habrá que hacerlo. Si no es así podemos entrar en una dinámica de bajada de precios que, con los costes que tenemos hoy, puede acabar en una campaña ruinosa”.

Gómez adelanta que “tendremos que ver qué nos deja esta guerra porque para la producción murciana los países del este de Europa son una salida importante para un tipo de calibres que no consume el mercado occidental.”

En este sentido, explica el ejecutivo “no se sabe si con la carestía logística que sufrimos valdrá la pena exportar fruta a estos países. Se puede dar la paradoja de que puede valer más el transporte que la fruta”

Por otro lado, apunta el representante de la patronal murciana, “hay que estar muy vigilantes sobre las producciones de Turquía que, aunque mantiene sus puertas abiertas con el comercio ruso, no le sirve de nada por el colapso de sus sistemas de pago”.

El potencial turco no es nada desdeñable en la gama de fruta de hueso, pero sobre todo hay que tener en cuenta que es una potencia mundial en producción de cerezas. “Los costes laborales no tienen paragón con los occidentales y lo único que puede frenar que Turquía inunde los mercados es el factor logístico.”

El mismo caso sucede con las producciones egipcias que, en el caso de la uva, representan una seria preocupación para la Región de Murcia, principal productora de uva de mesa española.

El sector busca soluciones ya porque “pesa mucho sobre los operadores la subida de costes de la electricidad, que se extiende hasta el propio regadío con la necesidad de bombear agua de los pozos. Sin hablar de palots, de envases, gasolina, etc. Y todo ello sin la certeza de que la distribución vaya a repercutir los precios”.

 

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola