“El kaki debe buscar un modelo de unión”

Pascual Prats, presidente de la Asociación Nacional del Kaki, aboga por un modelo de unión a la chilena para el sector del kaki

Tras la Asamblea General de la Asociación, Prats habló en

exclusiva para Fruit Today.

Usted ha destacado que la unión del sector se hace cada día más necesaria y ha pedido al Secretario Autonómico de Agricultura su colaboración para un inicio de conversaciones con la DO, con las cooperativas, con todos los actores… En concreto, en estas conversaciones ¿cuáles son los objetivos finales?

Existe una realidad que no podemos negarnos a ver: en 2020, la producción de kaki alcanzará las 600.000 toneladas. Será un año en que el potencial de las plantaciones que ya existen alcance su máximo. Cuando llegue este momento debemos tener soluciones y para esto hay que empezar a hablar ya.  Las conversaciones no pueden dilatarse más, si no todos lo lamentaremos.

En concreto, ¿qué debate hay que poner sobre la mesa?

El que más urge es el de avanzar en nuevos protocolos de exportación. Hay que presentar los informes pertinentes al Ministerio para que el próximo producto en entrar en China sea el kaki. China trabaja producto por producto, y nos consta que el sector del arándano, el de la cereza e incluso el de la granada, ya se han puesto manos a la obra. Debemos hacer lo imposible para ser los próximos.

¿Y por qué el mercado chino?

Por varias cuestiones: primero, por su potencial en términos de demanda. La clase media china, sigue creciendo a unos niveles que en Europa no nos figuramos, y en segundo lugar porque en China, el kaki no es un producto desconocido. De hecho, es un producto originariamente chino, por lo que no necesitamos campañas que promocionen su consumo. Sólo necesitamos llegar a este enorme mercado.

En cualquier caso, el objetivo debe ser buscar más mercados, y hablo de fuera de Europa. Debemos considerar Europa como un mercado interno porque así lo es. El gran crecimiento económico del mundo se da fuera de Europa.

Si no vendemos fuera de Europa no habrá más remedio que arrancar árboles para adecuar la producción a la demanda.

¿Qué respuesta les ha dado la Administración Valenciana ahora que coincide su color político con el de Madrid, y que supuestamente, entablar conversaciones entre Consejería y Ministerio no debe entrañar dificultades?

Si le soy sincera, Francisco Rodríguez Mulero, se ha ofrecido para fijar día y hora si los encuentros se llevan a cabo, pero esperábamos algo más de él, una verdadera mediación y en ese sentido, se ha mostrado reticente porque nos ha dicho que la iniciativa debe partir de nosotros. Yo creo que los políticos deberían mojarse más y buscar el bien general. Por eso son servidores públicos.

¿Qué otros planteamientos debe hacerse el sector de manera inmediata o a corto término?

De momento, y en esta campaña, debido a la merma productiva (un 40% en general) y a las afectaciones de calidad en algunas zonas, desde la Asociación lanzamos un mensaje claro: el kaki que haya resultado con daños debe quedarse en el campo y no debe introducirse en el circuito comercial con el objeto de que no se convierta en un lastre para la fruta de buena calidad.

Hay otros retos pendientes como el de una normativa de calidad, la consecución de nuevos registros fitosanitarios que cada año se hacen más imprescindibles, y cómo no agilizar, vías de comercio con terceros países, como Perú.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola