“Evolucionamos hacia una fresa de gran calidad”

fresa-vitamina-c

La campaña de fresa, al igual que el resto de categorías, está marcada por una subida de costes generalizada, y por una ofensiva de manifestaciones locales que se producen por todo el territorio nacional

Las bajas temperaturas durante los meses de diciembre y enero provocaron el retraso de unos 15 días en el inicio de la campaña de fresa en Huelva, que vino acompañado de un menor volumen de producción en su inicio, explica el gerente de la Asociación Onubense de Productores y Exportadores de Fresa (Freshuelva), Rafael Domínguez.

Domínguez asegura que “gracias a unas temperaturas más elevadas y más horas de luz, “estamos recuperando poco a poco los volúmenes correspondientes a la campaña anterior”.

El hecho de que la superficie de fresa plantada haya aumentado tan solo un 1% alcanzando las 6.770 hectáreas frente a las 6.700 en 2021, según datos del Ifapa, tiene como explicación una nueva tendencia generalizada a la que también se ha sumado Freshuelva: “estamos evolucionando hacia una fresa de una gran calidad”, declara el gerente de la asociación.

Así, las nuevas variedades, aunque proporcionan una producción ligeramente inferior, son de mayor calidad, tal y como han demostrado ser las primeras fresas de este año, sin problemas en la formación de la planta. “Todo ello es consecuencia directa de la mejora varietal propia”, explica Domínguez.

La tendencia hacia una mayor diversificación varietal ha permitido además que, aproximadamente el 45% de la superficie plantada, se corresponda con variedades onubenses. Entre estas variedades existen tanto las “más precoces” como las “de temporada”, según Rafael Domínguez.

Las variedades Fortuna, Rociera, Marisma y Rábida son algunas de las que poco a poco han ido ganando terreno. Las dos primeras han vuelto a ser las plantas freseras más utilizadas en la campaña 2021/2022 y representan el 31,1% y el 16,5% respectivamente, de la superficie cultivada en la provincia, según el estudio anual del Ifapa. Estas variedades, excepto Fortuna, pertenecen a la empresa Fresas Nuevos Materiales (FNM), creada en el seno de Freshuelva.

El arándano se abre camino

Aunque la fresa siga siendo el principal pilar en Freshuelva, el auge del arándano es indiscutible, ya que aumenta su producción hasta un 8%. El ejecutivo reconoce que el arándano es el berry que “más crecimiento ha tenido en cultivo y producción” y añade que “ahora es cuando quizás los árboles estén llegando a su madurez productiva”.

Asimismo, el hecho de poder consumir arándanos a principios de año es posible gracias a variedades tempranas como Cupla, que ya se está recolectando. Domínguez asegura que también están intentando conseguir variedades propias que se puedan consumir hasta julio, algo que solo será posible gracias a la innovación varietal que, al igual que en la fresa, ahora ya cuenta con programas propios de investigación.

Por otra parte, explica que “se están importando arándanos para poder servir a los lineales en octubre, noviembre y diciembre, antes de que se cosechen los onubenses. Tenemos empresas que importan de Perú y Chile, para luego continuar con la producción de aquí. Es una fruta sencilla de importar debido a su buena conservación y a la facilidad del transporte.”

Respecto a la evolución de la mora, el directivo asegura que empresas como La Canastita están “a la última” en variedades, con una producción y una calidad muy elevada: “Es un producto para el que se debe ser muy especialista y tener las variedades adecuadas. Por ello, las hectáreas de cultivo están estancadas, aunque es uno de los berries más reconocidos en todos los mercados.”

La subida de costes dificulta la exportación

La carestía de los insumos y el encarecimiento del transporte son algunos de los factores que dificultan la exportación: “el precio del combustible se ha disparado, cada vez hay menos transportistas y menos conductores, cada vez cuesta más llevar el producto a Reino Unido, Alemania, Polonia… Y nosotros todo lo hacemos por camión”.

Sin embargo, los mercados internacionales no reflejan este aumento de costes en los precios que pagan a los productores españoles. Según Domínguez, “no existe reciprocidad en las condiciones de producción y países como Marruecos y Turquía juegan con ventajas muy notables, como el precio de la mano de obra o la devaluación de la lira, en el caso Turquía.”

A esto se le añaden “los parámetros de sostenibilidad” derivados del plan europeo de 2030 que pretende alcanzar el 25% de superficie de agricultura ecológica en toda Europa: “están muy bien los discursos sobre agricultura verde, pero en los países no comunitarios no se da la misma regulación con el agua o los niveles de carbono, por nombrar solo algunos parámetros. Las tecnologías de regadío, tendentes al ahorro en consumo de agua, que tenemos nosotros no las tienen otros países”.

Respecto a la Ley de la Cadena Alimentaria, el gerente opina que regular la “no posibilidad de vender a pérdidas por parte de la distribución está muy bien”. Sin embargo, habría que abordar el problema con el Reino Unido, uno de nuestros tres compradores principales, y que, al no estar en la Unión Europea, y “para evitar la burocracia que la nueva ley supone”, compra fresa directamente a otros países, como Marruecos, lo cual añade nuevos problemas a la exportación.

Un trasvase aprobado sin efecto

La sequía que atraviesa España actualmente no es un hecho que se deba ignorar y Rafael Domínguez es consciente de ello, aunque ahora mismo la cuenca del Guadiana es la única que se escapa de esta sequía. “La Cuenca del Guadiana tiene el nivel de embalsado mayor. No estamos para tirar cohetes, pero por el momento tiene reservas suficientes. De todas maneras, estamos en prealerta por sequía”, explica.

En 2018 se aprobó la Ley del Trasvase Tinto-Odiel-Piedras, que prometía llevar a cabo unas obras para “completar el trasvase de los 19,99 hectómetros cúbicos desde la demarcación hidrográfica del Tinto-Odiel-Piedras a la del Guadalquivir y al Condado de Huelva”, según informan desde la Asociación.

Desde entonces, los agricultores onubenses esperan el inicio de las obras que evitaría problemas como la sobreexplotación de la cuenca del Guadalquivir, según Domínguez. Añade que la clave se encuentra en los presupuestos, que aún no cuentan con unanimidad y que son los que imposibilitan llevar a cabo lo que lleva aprobado ya 4 años, aunque lo cierto es que el trasvase se viene reclamando, dice, desde hace 30 años.

Freshuelva ya ha anunciado su presencia en esta oleada masiva de manifestaciones, que vive el agro español, convocada por la plataforma ‘Y Huelva cuándo’ para “reivindicar las infraestructuras hidráulicas que son necesarias para el desarrollo social y económico de la provincia onubense”.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola