Gran crecimiento del injerto adosado

Semillero Los Crespos comercializará el 60% de sus injertos de sandía con esta tipología que minimiza los problemas en campo y asegura la producción.

Como en otros hortofrutícolas la calidad de la sandía empieza desde los primeros eslabones, la semilla y la planta. Para asegurar la cosecha es imprescindible contar con injertos de calidad, y la última novedad en este sentido son los denominados injertos adosados (o injerto japonés). Una de las empresas que los comercializa es Semillero Los Crespos, un referente en el segmento de la sandía (produce de más del 70% de las plantas de Fashion). Su apuesta constante por la innovación y modernización les ha llevado a buscar nuevas técnicas como el injerto adosado, con una raíz de calabaza nueva inducida en el semillero que evita el rebrote del portainjerto en campo y reporta importantes beneficios para el agricultor: gran adaptación a todas las zonas y tipos de suelo (tiene más tolerancia a la salinidad y a los cambios bruscos de temperatura), mejor comportamiento ante enfermedades como Fusarium y hongos como la micofarela y, como consecuencia de esta mayor sanidad vegetal, más  producción y rendimiento con menos cantidad de plantas y más calidad de fruta. Todo ello ha provocado un aumento de las ventas a marchas forzadas. “Este año el 60% de nuestra producción total de injertos de sandía es de este tipo y para el año que viene la cifra aumentará al 90%”, cuenta el gerente, Jesús Crespo. Para poner en marcha esta línea de trabajo la empresa ha destinado una inversión importante, ya que se requieren instalaciones muy preparadas, con un exhaustivo control de temperatura y humedad, además de un manejo especializado.

Semillero Los Crespos es una firma de origen familiar que acaba de cumplir 25 años. Uno de sus principales clientes es Grupo AGF. Actualmente el 40% de la producción total de injertos y planta de sandía de Los Crespos (unos 2 millones de plantas e injertos) corresponden a semillas de Fashion. La clave de su éxito está en el cuidado de cada uno de los procesos, comenzando por los tratamientos previos para evitar posibles problemas o enfermedades y en el mantenimiento de las condiciones adecuadas de calefacción, ventilación y humedad. Para la campaña de sandía empiezan a trabajar en noviembre, y alargan la producción hasta junio con el objetivo de abastecer a Castilla La Mancha y Sevilla.

La empresa celebró sus 25 años en diciembre con casi 700 invitados en sus instalaciones de Adra, una importante cita en la que presentaron la ampliación de sus instalaciones, que ya suman 10.000 m² y están dotadas con los últimos adelantos en tecnología agrícola (calefacción por agua caliente, doble pantalla de sombreo y térmica, sistema de humidificación, ventiladores, recirculadores y cooling…). La firma está especializada en el manejo de sandía, melón, pimiento e injertos, aunque cuenta con un extenso catálogo de plantas de hortícolas y poinsetia.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola