“La diversificación puede impulsar el consumo”

Jingold ofrece las distintas tipologías de kiwi y aboga por la segmentación para atraer a targets como el infantil 

Cuando empezaron, “prácticamente nadie conocía el kiwi amarillo y hoy está en todos los supermercados y su consumo va al alza por su sabor, menos ácido y más dulce”. Patrizio Neri, presidente y Alessandro Fornari, director de Jingold, analizan la evolución del kiwi, una fruta que goza de gran aceptación en los lineales y que está viviendo una revolución gracias a la diversificación. La última, de la mano del kiwi de pulpa roja. Jingold lanzó esta nueva tipología hace un año y ha obtenido un excelente feedback en ferias de la talla de Fruit Attraction y Asia Fruit Logistica. La clave, además de su llamativo color, es su sabor exótico, unido a su buen tamaño y vida útil. Aunque de momento cuentan con un volumen pequeño (las 100 hectáreas recién plantadas estarán produciendo dentro de los dos próximos años), cada vez son más los mercados que lo piden, hasta el punto de que “la oferta está muy por debajo de la demanda”. Reino Unido, Italia y Alemania se encuentran entre sus clientes principales. Y es que los consumidores quieren productos novedosos, con sabor y colorido diferente al que están acostumbrados.

“En mi opinión, la segmentación de las distintas tipologías de kiwi puede impulsar el consumo, por ejemplo, entre los niños”, comenta Neri. Los que compran kiwi verde “son bastante fieles”, defiende el directivo, pero incluso dentro de este grupo hay quienes optan por una versión premium como el Bliss. “Es mejor incluso que el Hayward y como de momento lo tenemos en cantidades más limitadas, lo enfocamos a los mercados más exigentes”. Si hablamos de kiwi amarillo, los asiáticos son los que más lo aprecian por su predilección por los sabores dulces. Este mercado copa actualmente cerca del 20% de las ventas de Jingold, y está en crecimiento, al igual que Estados Unidos y América del Sur, si bien su principal cuota sigue siendo Europa. “Queremos afianzarnos en los mercados en los que ya somos fuertes y seguir creciendo en el resto”.

Una campaña con novedades

Entre noviembre y diciembre Jingold ha cosechado 12.000 toneladas de kiwi amarillo de las variedades Jintao y Jinyan, a las que se suman las casi 4.000 t del hemisferio sur (Chile y Argentina) en contraestación. Una producción a la que se une este año una gran novedad, la del amarillo ‘bio’, ampliando su gama, que ya contaba con el verde ecológico.

En Jingold colaboran distintas empresas italianas e internacionales. Todas ellas trabajan como club siguiendo unos exigentes protocolos de producción para garantizar la máxima calidad de la fruta: producciones cubiertas con malla, microirrigación y supervisión continua por parte de asistentes técnicos especializados, entre otros.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola