Onubafruit consolida su crecimiento interno

La entrada en producción de 1.000 hectáreas, por parte de dos de las cooperativas que integran la entidad, fortalecen su crecimiento interno.

Entrevistamos a su gerente, Francisco Sánchez, quien remarca la importancia que en Onubafruit tienen los agricultores y cómo resulta imprescindible trabajar para que tengan una renta adecuada.

¿Cómo vislumbra la campaña de fresa para Onubafruit?

Creo que, tal y como ocurre en el resto del sector, la fresa pasa por un periodo de estabilidad general en cuanto a hectáreas plantadas. Los grandes desafíos de hoy en día se concentran en el tema varietal. En este aspecto Onubafruit ha estado siempre en cabeza y este año tenemos plantadas más de dos millones y medio de plantas que corresponden a variedades nuevas. A partir de ahora, quien no tenga variedades propias a su alcance o no esté en algún club, no creo que tenga mucho futuro.

¿Cómo ven ustedes la amenaza de la frambuesa marroquí?

Creo que debemos ser prácticos y asumir que es un hecho con el que debemos convivir porque éste es un mundo globalizado. Eso sí, el producto que llegue a Europa debe tener las mismas exigencias y especificaciones de producción que en los países de la UE. Creo que nosotros debemos dedicarnos a vender y no pasar los días de forma incendiaría. Ya hay organizaciones profesionales que nos representan y que tienen la labor de defendernos de este tipo de situaciones.

En Onubafruit, un punto imprescindible para que nuestra fruta tenga rentabilidad es nuestra capacidad de diferenciación con respecto a la competencia y ser capaces de ofrecer una propuesta de valor que cumpla con las necesidades de nuestros clientes y consumidores. Por eso hemos apostado por las variedades frambuesas que comercializamos en exclusiva: Imara, Kweli, Lagorai, Vajolet, Shani, Wengi y Malling Bella.

¿Cómo cree que puede solucionarse el problema del arándano?

El problema, básicamente radica en que hemos puesto más arándano del que razonablemente se puede vender. Me atrevo a aventurar que su crisis será duradera, si no, permanente.

¿Pero ustedes no cejan en colaboraciones para conseguir mejores variedades?

Por supuesto, pero no es algo que se limite al arándano, se extiende a todos nuestros productos.

Como he comentado antes, Onubafruit conoce perfectamente el valor diferencial que aportan las variedades al negocio y por eso tenemos una colaboración constante y convenios específicos con los mejores obtentores del mundo en Holanda, Australia y Estados Unidos.

En breve, para hacer frente a la situación del arándano, contaremos con las mejores variedades ultratempranas, medias y tardías, que nos aportarán mayor competitividad comercial.

Este avanzado desarrollo varietal es el que nos permite alcanzar cifras como las 36.000 toneladas de fresas, las 12 de frambuesas y las 16 en arándanos que tenemos previsto comercializar este año. Todo ello sin contar las casi 10.000 toneladas de caqui, 16.000 de cítricos y 10.000 de aguacate.

La expansión internacional es un hecho del que ustedes no hablan mucho, pero Onubafruit está presente en Reino Unido y también en Holanda.

Sí, efectivamente estamos operativos en Reino Unido y tener una base allí será una ventaja para trabajar en el momento en que la isla se convierta en un país tercero. Por otro lado, también contamos con una sede en Holanda, en la que se trabaja muy de cerca con el tema varietal. Además, diré que en poco tiempo estaremos presentes en otras localizaciones que sorprenderán.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola