Oportunidad para recuperar el mercado interior

Llorenç Frigola

El acusado descenso productivo de Europa en manzana da una oportunidad a la producción española para reforzar su posición en los lineales del mercado interior

Aunque en el momento del cierre de esta edición, no se conocen oficialmente las previsiones de Prognosfruit, todo apunta a que los proveedores habituales de manzana de calidad en el mercado español (Italia y Francia) sufrirán una bajada significativa en sus producciones, por lo que la presión sobre el mercado español será menor.

Las previsiones de la principal zona productora, Cataluña alcanzan un volumen de 273 millones de kilos, con un incremento productivo del 16%, lo que supone la recuperación de parte del potencial productivo perdido en 2020, año en el que se recogieron 235.000 millones de kilos. El cómputo global español es de unos 500 millones, de los que los socios de la patronal catalana Afrucat, representan un 65%.

La evolución de la superficie en Cataluña es estable con un ritmo de plantaciones de unas 400 hectáreas, orientadas a la renovación varietal, por lo que el crecimiento neto es nulo. La renovación está orientada hacia nuevas variedades como Galas y Fuji que aportan más color, así como a nuevas Golden de mayor dureza y crocanticidad.

Girona, el clúster de la especialización

Las comarcas de Girona se han convertido en un verdadero clúster especializado en la producción de manzana con una figura de calidad como la IGP Poma de Girona, que comprende casi el total de su producción. Tres empresas lideran la categoría: Frutícola Empordà, Girona Fruits y Giropoma Costa Brava.

El volumen global de Girona alcanzará las 85.500t. La característica principal de sus productores es una preocupación constante por la innovación tanto de carácter tecnológico como varietal.

“Somos un sector muy dinámico y ávido de incorporar para sí lo mejor de todo el mundo,” explica Llorens Frigola, presidente de la IGP.

Fruto de ello, además de la constante investigación que se lleva a cabo por el IRTA de Mas Badia, sus empresarios viajan y toman contacto con las innovaciones más punteras del mundo en materia de manzana.

La última misión didáctica se concretó en Nueva Zelanda, la catedral de la fruticultura y país pionero en sostenibilidad, investigación varietal, formas de producción y tecnología. “Tanto Nueva Zelanda como el estado de Washington son espejos donde nos queremos mirar y, aunque nos separan formas de producir y comercializar que no pueden ser implementadas en Cataluña, resulta muy interesante y enriquecedor conocer todos sus sistemas. Siempre existen aportaciones,” explica Frigola.

En líneas generales, la campaña que ahora termina ha transcurrido de manera satisfactoria para las firmas integrantes de esta IGP, todo ello a pesar de que las ventas en 2021 no han sido las mismas que en 2020, año de eclosión de la pandemia, pero se puede afirmar que “el mercado ha mantenido una tónica de ventas fluida en la que mucho ha influido la significativa bajada de producción de entorno a un 20%.”

Esta reducción en los volúmenes se ha traducido en un aumento de precios, aunque “el resultado final no ha sido espectacular por la falta de producto. En general, podemos calificar la campaña de satisfactoria,” finaliza el directivo.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola