Royal: alta calidad en una campaña inquietante

José Gandia

Líder en calidad y reconocimiento, SAT Royal, fiel a su saber hacer, ha dado por comenzada la campaña de fruta de hueso en España.

Los primeros melocotones de carne amarilla proceden del campo onubense y, a pesar de su precocidad, alcanzan 11 y 12 grados brix. Con apenas días de diferencia se han recolectado también las primeras nectarinas, que también han presentado muy buen calibre y una precisa combinación de azúcares.

“Las circunstancias excepcionales que vivimos afectan y mucho al hueso que, en general, viene golpeado por los malos resultados de campañas anteriores. Sobre el sector pesa la incógnita de dónde vender en un momento en el que el mundo está paralizado por el cierre de fronteras y las dificultades en el transporte. Solo las grandes superficies registran movimientos comerciales,” apunta José Gandía, director general de Royal.

La preocupación podría ir en aumento si la situación no se estabiliza, ya que los volúmenes de mayo y junio necesitarán una demanda importante en una coyuntura económica de crisis causada por la alerta sanitaria del coronavirus en todo el mundo.

Toda actividad con terceros países se ha visto extinguida debido a los recortes de tráfico, tanto aéreo como marítimo y, a día de hoy, resulta inviable realizar ninguna exportación de larga distancia.

En este sentido, cabe destacar que SAT Royal fue una de las primeras compañías en exportar fruta de hueso hacia China. La exportación ha sido desde siempre un eje fundamental de desarrollo, tanto hacia los mercados europeos como hacia los países de Oriente Medio.

En total, el montante productivo de la firma suma más de 1.700 hectáreas, repartidas entre la Península Ibérica y Marruecos. De ellas, un 10% están planificadas para la investigación genética, pilar angular de un negocio iniciado en la década de los 70. Gandía ha estado siempre en la vanguardia mundial del “breeding”, manteniendo una especial vinculación con las universidades norteamericanas.

Estas relaciones han dado su fruto en diferentes líneas. En hueso destacan los originales pluots, mezcla de ciruela y albaricoque, conseguido sin ningún tipo de manipulación genética, y que tantos éxitos comerciales han reportado a la empresa sevillana.

“La realidad es que la fruta de hueso vive inmersa en un verdadero desequilibrio entre oferta y demanda. Cierto es que se ha procedido a realizar arranques, pero al mismo tiempo se plantan variedades modernas y más productivas por lo que al final seguimos con un cómputo excesivo”, remarca el directivo.

“Nosotros mismos sobrepasamos las 1.000 hectáreas y un volumen de 25.000 toneladas, por lo que esta campaña resultará decisiva a la hora de plantear algún tipo de equilibrio: si el mercado no reacciona al consumo tendremos que reducir nuestra producción. Nos preocupa mucho la situación en la que se queden los mercados tras el confinamiento y la profunda crisis que, sin duda, vamos a tener que afrontar,” asegura Gandía.

A día de hoy, la firma sigue investigando tanto en la categoría de berries como en fruta de hueso. En definitiva, la salud como driver del negocio se ha convertido en un objetivo constante, en los que destacan los estudios sobre los beneficios de los antioxidantes de la fruta sobre la salud.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola