Seguir reinventándose a los 40

Primaflor acaba de celebrar su aniversario y entre sus retos más inmediatos prevé superar los 200 millones € de facturación en tres años

Celebrar nada más y nada menos que 40 años rodeados de 2.400 personas y con los dos socios fundadores (Cecilio Peregrín y Lorenzo Belmonte) ha sido todo un “hito” para Primaflor, y sin duda sirve de estímulo para seguir haciendo lo que mejor saben: producir las mejores ensaladas y productos de hoja buscando ese punto de innovación que les permite mantener su estándar de calidad y mejorar continuamente.

Entrevistamos a Cecilio Peregrín, director corporativo de Grupo Primaflor, con motivo de esta fecha señalada y del inicio de la campaña 2017/18. Nos habla del tema que más preocupa al sector, el agua, pero también de otros proyectos ilusionantes de la mano de un colaborador que se ha convertido en el mejor compañero de viaje, el chef Rodrigo de la Calle. “Nos aporta muchas ideas para desarrollar nuevos productos y mezclas”, de modo que ese proyecto que nació con fecha de caducidad va camino de reeditarse gracias a las sinergias que está generando para ambas partes. “Rodrigo tiene dos restaurantes en China y nos está presentando opciones muy interesantes sobre nuevos productos orientales. Los probamos y testamos, pero de momento son proyectos a medio-largo plazo, no podemos adelantar más”. Cada año la firma realiza pruebas con más de 350 variedades de países tan distantes como Birmania, Malasia, China… beben de todas las fuentes posibles, desde colaboraciones como la ya mencionada con el chef ‘verde’, a sugerencias de empleados que conocen nuevos productos en sus vacaciones fuera de España, la búsqueda de tendencias mundiales por parte del departamento de Marketing y Desarrollo, y el contacto continuo con las casas de semillas, a las que visitan de forma periódica en sus plantas piloto de EE.UU. para conocer lo que está por llegar. De forma paralela, no dejan de lado su estrategia principal, mejorar su gama actual (tienen más de un centenar de referencias, 8 de ellas orientales, entre Nuestros Frescos, Bowls¬Extras, Vida Moderna…) y diversificarla, haciendo especial hincapié en nuevas gamas de mézclum. “Queremos que el comer lechuga, además de sano sea atractivo y divertido. Y es que nos gusta pensar como consumidores: qué aspecto tiene el producto, cómo lo voy a comer, que esté bueno… y por supuesto, que el embalaje llame la atención”.

Para llevar a cabo todo esto, invierten grandes sumas en I+D+i. La última asciende a 1,5 millones de euros, al menos inicialmente, ya que conforme van detectando necesidades, se incrementa el gasto para nuevas necesidades de maquinaria, packaging… De hecho, en los dos próximos años la firma prevé desembolsar 33 millones para la mecanización de procesos de producción, desarrollo de nuevos productos e I+D, entre otros.

Horizonte 2020

En tres años la firma almeriense, que cerró el pasado ejercicio 2016/17 con 168 millones de euros de facturación, prevé superar la barrera de los 200 millones. Una cifra importante, pero cuya consecución depende de cómo evolucione un problema que va camino de convertirse en endémico en el sector, la sequía. El departamento técnico de Primaflor se afana en implementar técnicas de cultivo que permitan el aprovechamiento de “cada gota de agua”. Y es que la gestión hídrica se ha convertido en un asunto de prioridad absoluta. “Tenemos en cuenta este factor tanto a la hora de seleccionar los productos y zonas de cultivo como los clientes con los que trabajamos”, asegura Peregrín. Hay que hacer más con menos. Un reto que se suma a los tantos otros que han superado a lo largo de cuatro décadas.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola